EFELleida

La demarcación de Lleida cuenta en la actualidad con nueve brotes activos por coronavirus, ocho en la Región Sanitaria de Lleida y uno en la Vall d’Aran -que pertenece a la de Alto Pirineo y Aran-, y más de 4.000 positivos desde el inicio de la pandemia de la COVID-19.

Según ha explicado en rueda de prensa esta tarde la gerente de las dos regiones sanitarias, Divina Farreny, los brotes de Lleida corresponden a cuatro empresas frutícolas, una empresa agroalimentaria, una comunidad de vecinos, una residencia geriátrica y el hostal Jericó, donde atienden a personas sin hogar.

Por su parte, el brote de la Vall d’Aran se originó el pasado 16 de junio a raíz de una barbacoa y cuenta de momento con ocho personas positivas por COVID.

De esta forma, Farreny ha confirmado que el conjunto de brotes suma alrededor de unos 130 positivos, según las cifras actuales, aunque ha advertido que “pueden cambiar por momentos”.

En relación con el número de casos, la demarcación suma ya un total de 4.030 desde el inicio de la pandemia, siendo de especial relevancia los datos de la última semana, los cuales, se han triplicado con respecto a semanas anteriores.

Concretamente, el pasado 1 de julio se registraron un total de 128 casos positivos nuevos en sólo un día.

Las defunciones, por su parte, se mantienen en 240 desde hace varios días y las altas hospitalarias se sitúan en 1.339 totales.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Lleida, junto con la colaboración del Consejo Comarcal del Segrià, han habilitado diversos equipamientos para acoger a personas que no pueden seguir el confinamiento en su domicilio.

El Hotel Rambla, el Hotel Nastasi y la granja escuela La Manreana son los lugares habilitados que, conjuntamente, suman un 116 positivos aislados hasta el momento.