EFESantiago de Chile

La Conferencia Episcopal de Chile (Cech) apoyó hoy la decisión del papa Francisco de enviar a un obispo al país para "escuchar" a aquellos que tengan información sobre la implicación del obispo Juan Barros en casos de abusos sexuales, pero rechaza tomar medidas contra el clérigo de momento.

"Hay un encargo a un obispo extranjero (..) de conocer los elementos y a las personas que puedan aportar información sobre la situación del obispo Barros, pero no se habla necesariamente de que haya una investigación contra él" indicó Jaime Coiro, vocero de la Cech, en una rueda de prensa celebrada hoy en Santiago.

Charles J. Scicluna será el encargado de realizar esta tarea, según indicó el Vaticano esta mañana en un comunicado.

Scicluna es actualmente arzobispo de Malta y presidente del Colegio para el examen de los recursos (en materia de delicta graviora) en la Sesión Ordinaria de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Juan Barros Madrid, nombrado obispo en marzo de 2015 por el papa Francisco, ha sido señalado en Chile por encubrir los casos de abusos sexuales cometidos por Fernando Karadima cuando éste era párroco de la iglesia de El Bosque, en un pudiente sector de Santiago.

El propio pontífice mostró su apoyo a Barros durante su visita a Chile, del 15 al 18 de enero, y calificó las acusaciones contra el obispo de "calumnias" ya que no existe "una sola prueba en su contra".

Poco después Francisco se retractó y pidió perdón a las víctimas por estas declaraciones, al reconocer que pidiéndoles "pruebas" que está claro no pueden tener "les hirió, al tiempo que subrayó su posición de "tolerancia cero" con los abusos sexuales por parte del clero.

Según Coiro, la decisión del papa demuestra "lo abierto que está su corazón" al nombrar a una persona que "conoce la materia sobre los delitos más graves" para escuchar los posibles nuevos elementos sobre el obispo Barros.

Por ello, considera que la visita de Scicluna ofrece "garantías suficientes" y asegura que toda la información pertinente será puesta en manos de un "tercero que ponderará que hacer con ella".

Al tiempo que explicó que la Cech no conoce los datos exactos sobre la llegada del obispo, así como de su agenda en el país, pero que en cuanto dispongan de esa información la harán pública para que todos los interesados puedan ponerse en contacto con él.

El propio Barros indicó hoy en un comunicado difundido por la Diócesis de Osorno, que acoge "con fe y alegría" todo lo que disponga el papa Francisco y pidió a Dios que "resplandezca la verdad" para lo que invocó a la Santísima Virgen María, para que "todos alcancemos la paz".