EFEBerlín

La incidencia semanal en Alemania marcó otro máximo en toda la pandemia, con 1.127,3 casos por 100.000 habitantes a escala nacional y nuevos récords de contagios tanto en Berlín como en Hamburgo.

La media nacional de los 1.127,3 contagios en siete días notificada este sábado por el Instituto Robert Koch de virología confirma la tendencia al alza; el viernes, la incidencia semanal era de 1.073,0 casos, mientras que hace una semana se situaba en los 772,7.

En Berlín, el nivel subió a 1.846 casos -o hasta 2.424 en el céntrico barrio de Mitte-, mientras que en la ciudad-estado de Hamburgo se sitúo en 1.747,2.

En diez del total de 16 "Länder" -estados federados- del país se supera ya la marca de los 1.000 casos semanales por 100.000 habitantes. Sajonia y Turingia, dos estados del este alemán que registraban máximos hace unas semanas, bajaron ahora a una incidencia de 420 y 597 casos por siete días, respectivamente.

En las últimas 24 horas se verificaron 189.166 contagios, otro claro ascenso respecto a los 135.461 reportados el sábado de la semana anterior. El número de muertos con o por la covid-19 se situó en 182 fallecidos.

La tasa de ciudadanos con la pauta completa de la vacunación sigue estancada y se sitúa en un 73,8 % según las últimas cifras del RKI, mientras que la de quienes recibieron la dosis de refuerzo sube progresivamente y llega al 52,2 %.

Pese al continuado ascenso, el ministro de Sanidad, Karl Lauterbach, trazó ayer una valoración positiva y destacó que se está protegiendo a los mayores, entre los cuales la incidencia semanal acumulada se sitúa entre los 200 o 300 contagios. Entre las franjas de edad más jóvenes está en los 2.000 casos.

Lauterbach advirtió, sin embargo, de que aún no se ha alcanzado el pico de la actual ola de la pandemia, lo que se espera se produzca en las próximas semanas, con hasta 400.000 contagios diarios.