EFENueva Delhi

La India quedó este domingo a unos miles de casos de alcanzar los 6 millones de infecciones por coronavirus desde el inicio de la pandemia y se acerca a los números de Estados Unidos, que con unos 7,2 millones de casos es el país más afectado por la pandemia.

Según los últimos datos del Ministerio de Salud indio, el gigante asiático registró en las últimas 24 horas 88.600 nuevas infecciones de la COVID-19 y 1.124 fallecimientos, elevando el total de muertos a casi 95.000.

El número de nuevas infecciones experimentó una bajada en las últimas jornadas, pasando del récord mundial de 97.570 infecciones en un solo día a 75.083 casos el pasado lunes, aunque el país experimenta de nuevo un aumento en los números.

En total, este país de 1.300 millones de habitantes suma 5,9 millones de casos, aunque expertos y estudios de seroprevalencia alertan que las cifras reales podrían ser muy superiores a las reportadas oficialmente.

En ciudades como Nueva Delhi, donde viven unos 20 millones de personas, casi un tercio de los habitantes cuentan con anticuerpos contra el coronavirus, según el estudio de este tipo publicado a mediados de septiembre, el más reciente.

AUGE DE CASOS EN EL MUNDO RURAL

La extensión de la COVID-19 a las áreas rurales de la India inquieta también a los expertos.

Si el Gobierno indio defiende como un éxito el estricto confinamiento impuesto a finales de marzo, que forzó a la India a un súbito parón, voces críticas como el opositor Partido del Congreso han denunciado que contribuyó a un descomunal éxodo de las ciudades al campo.

Según estimaciones del propio Gobierno, algo más de 10 millones de trabajadores migrantes procedentes del mundo rural emprendieron el camino de vuelta, desde las megalópolis indias a sus estados natales, al verse súbitamente sin trabajo ni dinero.

El estado occidental de Maharashtra, el más afectado por la pandemia, es un buen indicativo de cómo la pandemia ha pasado de las megalópolis indias al campo, donde vive la gran mayoría de la población india y la infraestructura sanitaria es más deficiente.

Si a principios de junio más de la mitad de los nuevos casos del estado se concentraban en Bombay, el pasado miércoles las zonas rurales de Maharashtra acaparaban más del 80 % de las nuevas infecciones.

Mientras los casos de coronavirus en la India continúan creciendo a mayor velocidad que los del país más afectado por la pandemia, Estados Unidos, el país asiático decidió el sábado limitar el precio del oxígeno para uso médico ante las quejas de escasez y aumentos de precios.

"Debido a la ausencia de un límite del precio del oxígeno líquido médico, los productores han aumentado los precios (...) La regulación del precio es fundamental para que el oxígeno médico siga siendo accesible en todo el país", según un comunicado del Ministerio de Químicos y Fertilizantes.

INDIA PROMETE AYUDA AL RESTO DEL MUNDO

La decisión llegó el mismo día en que el primer ministro indio, Narendra Modi, destacó el papel de la India en la manufactura farmacéutica y dijo que, como el mayor productor de vacunas del mundo, asegurará que esa capacidad se "usará para ayudar a toda la humanidad".

La India trabaja ya en la última fase de ensayo con varias vacunas, entre ellas la de AstraZeneca con colaboración del Insituto Serum de la India, uno de los mayores fabricantes de vacunas del mundo.

El país asiático prometió ante Naciones Unidas ayudar a otros países a mejorar su capacidad de almacenado en frío para facilitar el suministro de vacunas, al tiempo que cuestionó la respuesta del organismo internacional a la pandemia.

"La capacidad de producción y entrega de la India será utilizada par ayudar a toda la humanidad en esta crisis", lanzó Modi.

Al tiempo que la India prometía ayuda ante la crisis, el director general del Instituto Serum, Adar Poonawala, se preguntó si el Gobierno indio podrá hacer frente al enorme coste de vacunar a su propia población cuando la cura esté disponible.

"Pregunta rápida, ¿tendrá el Gobierno de la India los 800.000 millones de rupias (unos 10.855 millones de dólares) disponibles, a lo largo del próximo año? Porque eso es lo que el Ministerio de Salud de la India necesita para comprar y distribuir la vacuna a todo el mundo en la India", dijo Poonawala en Twitter.

"Este es el siguiente desafío que tenemos que abordar", concluyó.

David Asta Alares