EFESevilla

La madre de los niños de 9 y 10 años cuyo padre está detenido por sustracción de menores ha pedido hoy, durante su declaración en la Jefatura Superior de Policía de Sevilla, que el progenitor, que permanece arrestado a la espera de ser puesto mañana ante el juez, no pueda acercarse a sus hijos.

Según ha explicado a Efe Sonia Barea, la madre de los niños, la citación en la Policía esta mañana se ha centrado en trámites para ayudar a los agentes a completar el atestado con el que pondrán mañana a Manuel Lebrón a disposición judicial, y durante la misma la madre ha solicitado una orden de alejamiento del detenido -que ya tiene prohibido acercarse a ella por un juez- respecto a sus hijos.

Para ello, los agentes elaborarán un informe de evaluación de riesgo que aportarán al juzgado de violencia de género con sus pesquisas y la información ofrecida hoy por la madre, que ha permanecido en las dependencias policiales durante toda la mañana.

Por ello, aunque inicialmente estaba previsto que el detenido pasara hoy a disposición judicial, finalmente se ha retrasado la elaboración del atestado y -según han dicho a Efe fuentes policiales- está previsto que sea mañana cuando Manuel Lebrón comparezca ante el juez por sustracción de menores, lesiones y atentado, ya que durante su arresto ayer hirió con un cuchillo a tres agentes.

Los hechos se remontan al pasado sábado día 30 cuando el detenido no llevó a sus hijos al punto de encuentro de Granada, donde actualmente residen junto a su madre, tras pasar unos días con él, y según denunció la mujer ese mismo día no contestaba a sus llamadas por teléfono ni nadie de su familia le decía dónde estaba con los niños.

El padre de los pequeños es un exagente de la Policía Local de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), cuerpo del que fue expulsado por varios incidentes, y tiene una condena firme de 34 meses de prisión por violencia de género contra su exmujer pendiente de ejecución.

La madre se trasladó el lunes a Sevilla, donde puso otra denuncia ante la Jefatura Superior de Policía y fruto de la investigación el detenido fue localizado con los niños a mediodía de ayer en el domicilio de su actual pareja en Dos Hermanas (Sevilla).

La dueña de la casa permitió la entrada en la vivienda a los agentes si bien Manuel Lebrón se mostró "muy agresivo" ante la Policía, pues se "parapetó" tras sus hijos y llegó a herir con un cuchillo de grandes dimensiones a tres agentes, que tuvieron que ser atendidos de varias heridas y cortes en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, que les dio el alta por la tarde.

Los niños, que se encuentran en "perfecto estado", fueron trasladados a la Jefatura Superior de Policía y entregados allí a su madre.

Los agentes que intervinieron en el caso han recibido hoy la felicitación del subdelegado del Gobierno en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano, que se ha desplazado a la Jefatura Superior para reconocer su trabajo y "el esfuerzo realizado en tan solo dieciséis horas para dar con el paradero del denunciado y detenerlo con riesgo de sus vidas".

Gil-Toresano, que ha estado acompañado por el Jefe Superior de Policía de Andalucía Occidental, José Antonio Pérez Martínez, y el comisario provincial de Sevilla, Andrés Garrido, se ha interesado también por el estado de los agentes heridos por el detenido.