EFEMadrid

Cincuenta y siete motoristas han perdido la vida en las carreteras en los tres primeros meses del año, la mitad de ellos en fin de semana. La Dirección General de Tráfico (DGT) ve con preocupación el alza en la siniestralidad de este colectivo que acapara ya el 23 por ciento del total de las víctimas mortales.

Solo en los cinco fines de semana del mes de marzo, con predominio del buen tiempo, incentivo para que los "moteros" salgan a rodar, han muerto en accidente 18 personas sobre dos ruedas, lo que supone el 35 por ciento de los 51 fallecidos de estos fines de semana.

Con los datos facilitados a Efe por Tráfico, en enero, febrero y marzo han fallecido 53 motoristas -9 más que en el mismo trimestre de 2018- y 4 ciclomotoristas, mientras que el pasado año murieron ocho en este periodo. Además, del total de estos 57 muertos, 29 perdieron la vida en fin de semana.

Tráfico y las asociaciones de motoristas están trabajando en un plan específico para estos vehículos en el que, entre otras medidas, se debate la obligatoriedad de conducir con guantes en ciudad y carretera y "complementar" el uso del casco con un "equipamiento completo", según explican a Efe desde la DGT.

Bonificar con dos puntos en el carné a aquellos motoristas que realicen cursos de conducción segura es otra de las iniciativas de tráfico incluidas en el borrador de la reforma del permiso por puntos que, con la convocatoria de las elecciones del 28A, ha quedado también paralizado.

Tráfico destaca que las motocicletas representan en España el 17 por ciento del parque móvil. Según la patronal, en el primer trimestre se han matriculado 42.590 vehículos de dos ruedas, lo que supone un aumento de 18,5 por ciento respecto al pasado año, una cifra que supera holgadamente las expectativas del sector que en 2018 ya cerró con un alza del 8 por ciento.

Y mientras la presencia de la moto crece en nuestras vías, la venta de turismos y todoterrenos cerró el trimestre con una bajada del 7 por ciento.

Lejos de los datos económicos, los de siniestralidad. Motoristas, peatones y ciclistas concentran el 46 por ciento de las muertes en accidente, un porcentaje que, según el director general de la DGT, Pere Navarro, aumentará dentro de dos años cuando las víctimas mortales en estos tres colectivos superen a las que se producen en vehículos de cuatro ruedas.

Avalan el vaticinio los balances de los últimos años. Entre 2012 y 2017 fue el medio de desplazamiento con una evolución más desfavorable, pues en estos seis años se registró un aumento de los motoristas fallecidos en un 11 por ciento frente al descenso en un 8 por ciento de los muertos en coches.

Como muestra, 2017, último ejercicio con cifras definitivas de siniestralidad, dejó 408 motoristas muertos y otros 3.402 heridos hospitalizados.

Detrás de una de cada cuatro de estas muertes estuvo presente el exceso de velocidad por delante de otros factores concurrentes como la conducción distraída, incumplir la prioridad o no respetar la distancia de seguridad.

Si en el accidente hay moto y coche implicados el tipo de accidente sigue un patrón similar: el conductor del vehículo de cuatro ruedas no ve al de dos. En el 70 por ciento de estos siniestros, la infracción la comete el turismo.

Es una de las conclusiones del primer estudio "Radiografía del Motorista en España", elaborado por talleres Midas y Fundación Pons en colaboración con la DGT presentado en junio del año pasado y que estos días ha vuelto a ponerse sobre la mesa en Barcelona donde hasta hoy se celebra el salón de referencia de la industria de la moto.

El informe recoge que el 65 por ciento de los motoristas considera que los automovilistas no les respetan cuando conducen, aunque el 85 por ciento se muestra autocrítico y reconoce que "peca de imprudente" cuando circula entre coches por grandes ciudades o zonas urbanas.

Ahora bien, también critican que las vías les ponen trampas como la existencia de marcas de pintura, guardarraíles, tapas de alcantarillado o baches.

Laura Camacho.