EFEMadrid

La nieve ha reaparecido este lunes en cotas muy bajas de la meseta norte -donde ya se han producido las primeras incidencias en las carreteras- y ha puesto en alerta a nueve comunidades, como anticipo de un temporal que mañana dejará lluvias generalizadas y nevadas a partir de 200 metros.

El “encuentro” en la península de dos masas de aire “de muy distinta naturaleza”, una de origen continental, fría y seca, y otra de origen atlántico, más templada y húmeda, va a ser el responsable de esta situación “típicamente invernal”, ha destacado Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Las temperaturas mínimas se han desplomado hasta valores por debajo de los 7 grados negativos, que se han medido en estaciones de montaña como Alto Campoo (Cantabria), Panticosa (Huesca) o Valdezcaray (La Rioja), mientras que las máximas han continuado por encima de los 20 grados en Almería y capitales canarias.

El viento ha soplado con rachas de hasta 105 kilómetros por hora en Estaca de Bares y 101 en Cabo Vilán, ambos en A Coruña, y hasta 82 kilómetros por hora en Cabo Peñas (Asturias), mientras que las precipitaciones han dejado casi 22 litros por metro cuadrado en Baleares, 20 en Cerler (Huesca), 15 en Arties (Lleida) y casi 14 litros por metro cuadrado en puntos de Cantabria.

Aragón, Cantabria, Cataluña y Comunidad Valenciana están este lunes en alerta naranja (riesgo importante) por nevadas, que podrían dejar espesores de 20 centímetros en 24 horas en Girona y 5 centímetros en Teruel, valle cántabro de Villaverde y norte de Castellón, y por viento en Galicia, y el aviso es amarillo (riesgo) en Asturias, ambas castillas, Navarra y País Vasco, por acumulaciones de entre 2 y 7 centímetros, y en Mallorca por tormentas.

En cuanto a la red viaria, con doce carreteras secundarias afectadas por la nieve, está cerrado el puerto de Lunada (Cantabria), es obligatorio el uso de cadenas o neumáticos de invierno en otros cuatro puertos -tres de ellos en Asturias y uno en Palencia- y en carreteras de León, Pirineo oscense y Lleida, informa la Dirección General de Tráfico (DGT).

La Diputación de Teruel ha activado el protocolo de vialidad invernal para abordar la limpieza de las carreteras de la provincia, donde la A-1511 ha estado cerrada para camiones hasta las 12 de la mañana, y el Gobierno de Navarra ha dispuesto asimismo 25 máquinas quitanieves, aunque de momento todas las carreteras están abiertas sin dificultades para el tráfico de vehículos.

Mañana persisten los avisos por nieve, salvo en Cantabria y Asturias, pero se extienden a Madrid y La Rioja, así como por lluvias en Andalucía y la Ciudad de Ceuta, y por viento y temporal marítimo en los litorales gallego y catalán, y la situación tenderá a estabilizarse el miércoles, en que la Aemet prevé que desaparezca paulatinamente este episodio y se recuperen poco a poco las temperaturas.

En declaraciones a Efe, Rubén del Campo ha subrayado que mañana martes las lluvias serán prácticamente generalizadas y fuertes en el área mediterránea y sur peninsular, mientras que la nieve, que este lunes ha aparecido en el norte peninsular en cotas de 200-300 metros, mañana lo hará también en áreas del centro y este de la península.

También podrá nevar en la meseta sur a altitudes inferiores a los 600 o 500 metros y “esta cota irá subiendo a lo largo del día para situarse a media mañana entre los 1000 y los 1200 metros y dejar el protagonismo el miércoles a la lluvia”.

"Lo que esta noche empiece como nieve, mañana terminará en forma de lluvia", ha señalado el portavoz, quien ha apuntado que en capitales del centro peninsular, como Madrid, “lo más probable es que mañana nieve, aunque por el contrario, Galicia y el noroeste de Castilla y León serán las zonas más al margen de este episodio frío”.

Ya el miércoles, es probable que empiecen a aumentar las temperaturas en buena parte de la península y que este ascenso continúe durante los siguientes días, para alcanzar unos valores próximos a los habituales durante el fin de semana.

Del Campo ha explicado que este episodio de nieve y bajas temperaturas en múltiples provincias -Madrid registrará mañana entre 10 y 15 grados por debajo de lo normal- “no es extraordinario, aunque tampoco es habitual”, y ha recordado las intensas nevadas de 2007 en puntos de Pamplona y de Castilla y León; “mañana la temperatura se desplomará, pero no hay que olvidar que todavía seguimos en el mes de marzo”, ha aseverado.