EFEBarcelona

La directora de Salud Pública de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la española María Neira, ha asegurado que entraremos en una fase muy crítica las próximas semanas, ya que habrá que analizar cómo se comporta el virus con la recuperación de la actividad.

En declaraciones a Rac1, Neira ha indicado que las dos o tres próximas semanas serán claves, y ha destacado, además, que los países europeos que están en fase de desescalada tienen una vigilancia epidemiológica “muy rigurosa”: “Tenemos la tranquilidad que si hay algún foco, aunque sea una situación mínima, se tomarán medidas”, ha sostenido.

Preguntada por si los niños podrán ir a la escuela en septiembre, ha relatado que en Ginebra (Suiza) hay abiertos centros escolares, y ha enfatizado la “cultura educativa” de los menores de lavarse las menores periódicamente y de mantener la distancia de seguridad.

Neira ha manifestado que la educación a distancia soluciona el problema durante un tiempo, pero que no “sustituye el intercambio social”, y se ha mostrado partidaria de que los menores puedan volver a las escuelas con medidas que permitan retroceder si los datos lo indican.

Asimismo, ha señalado que en verano la población viajará a zonas rurales próximas a sus domicilios y se producirán menos viajes internacionales.