EFEMadrid

La incidencia acumulada ha bajado 3,9 puntos, hasta 92 casos por cada 100.000 habitantes desde el viernes y solo una comunidad, Andalucía registra un índice de transmisión alto, por encima de 150, mientras que 4 superan los 100 casos, cinco están por debajo 50 en nueva normalidad, y el resto en grado medio de contagios.

Así lo ha dicho el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, quien ha asegurado que desde hace ocho semanas la pandemia está estable, aunque la tendencia está creciendo de una manera "relativamente suave", con incrementos en algunas comunidades y con mayor afección entre las personas de entre 15 y 35 años.

Este hecho provoca un descenso de la ocupación hospitalaria, ya que los contagios de los más jóvenes tienen un impacto menor en cuanto a letalidad y hospitalización, según el experto, que ha situado la ocupación en ucis en un 8,2 % (dos décimas menos que el viernes) y la de planta en el 2,3 %, igual que al final de la pasada semana.

"Desgraciadamente sigue habiendo fallecidos", ha dicho el experto en rueda de prensa, aunque ha incidido en que las cifras van disminuyendo por debajo de los cien decesos en siete días y este lunes la cifra es de 59 para la última semana.

Desde el inicio de la pandemia, la letalidad global ha sido del 2,1 % y en las últimas semanas está "en torno al 0,2, 0,3 y 0,4 %" , en las últimas semanas.

En rueda de prensa junto a la Secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, Simón ha explicado que el aumento de contagios entre los jóvenes se debe a que son los grupos que no están vacunados y a que en las últimas semanas ha habido alguna relación entre los contagios y la relajación de las medidas de control, además de a las celebraciones de fin de curso.

"Estas situaciones no favorecen el control de infecciones en estos grupos de edad", ha subrayado el epidemiólogo, quien ha vuelto a insistir en que pese a la buena evolución de la pandemia hay que mantener las medidas de seguridad.

Aunque se ha felicitado porque "afortunadamente los grupos mas vulnerables están muy bien protegidos y mientras esto se mantenga así, no habrá mayores problemas".

Preguntado sobre si puede haber una nueva ola, Simón ha reconocido que hasta que el 70 % de la población no esté inmunizada (lo que el Gobierno prevé para finales de verano) puede haber riesgo de incrementos de contagios, pero no serán tan importantes como en el pasado. "De ninguna manera como las olas que hemos vivido anteriormente".