EFEBerlín

La población alemana volvió a crecer en 2021 y a finales de año se situaba en más de 83,2 millones de habitantes, 82.000 personas o un 0,1 % más que en 2020, cuando prácticamente se estancó tras perder 12.000 personas, y más que antes de la pandemia del coronavirus.

Esta evolución se debe principalmente a un aumento de la inmigración neta- la diferencia entre inmigrantes y emigrantes-, que según resultados preliminares subió de 220.000 en 2020 a 317.000 en 2021 y se aproximó así a los 327.000 en 2019, antes declararse la pandemia.

Al mismo tiempo, el exceso de muertes sobre los nacimientos siguió aumentando hasta los 228.000, frente a los 212.000 en 2020, según datos que publica hoy la Oficina Federal de Estadística.

Por otra parte, la proporción de extranjeros en la población total de Alemania aumento del 12,7 % en 2020 al 13,1 % en 2021.

A finales del año pasado vivían en Alemania 72,3 millones de personas con nacionalidad alemana y 10,9 millones con nacionalidad extranjera.

Así, el número de personas con ciudadanía extranjera creció en 308.000 personas respecto a 2020, y el de residentes con nacionalidad alemana se contrajo en 226.000.

En tanto, la edad media de la población aumentó ligeramente en 0,1 años, hasta los 44,7.