EFEParís

Las fuerzas del orden francesas desmantelaron este martes un campamento con cientos de migrantes a las afueras de Calais, donde se concentran con la esperanza de cruzar el Canal de la Mancha para entrar clandestinamente en el Reino Unido.

La Prefectura (delegación del Gobierno) explicó en un comunicado que más de 600 personas fueron evacuadas en 30 autobuses a centros de acogida de diferentes puntos de Francia.

Entre ellas 14 mujeres y 8 menores fueron trasladadas a centros de alojamiento de readaptación social.

Además, 34 inmigrantes que se encontraban en situación irregular fueron detenidos y quedaron retenidos con vistas a la tramitación de procedimientos de expulsión.

En ese campamento que se había formado en las proximidades del hospital y de la autopista de acceso al puerto de Calais había unas 500 tiendas de campaña.

Según la Prefectura, su presencia causaba "serios problemas de seguridad, de salubridad y de tranquilidad" a los usuarios del hospital y el Ayuntamiento había pedido la intervención de los servicios del Estado.

Este desmantelamiento se produce dos meses después de otro similar en la conocida como la zona de las Dunas junto a un área industrial, donde de forma repetida se han constituido en los últimos años campamentos de migrantes.

Este año se ha disparado el número de personas que tratan de cruzar de forma clandestina el Canal de la Mancha, en muchos casos con embarcaciones frágiles.