EFEAtenas

La policía griega completó hoy el desalojo del campo de refugiados del antiguo aeropuerto de Atenas, en Ellinikón, uno de los primeros centros que se improvisaron en la capital griega para hacer frente a la crisis migratoria, criticado por muchas organizaciones por sus condiciones precarias.

En torno a 500 refugiados fueron trasladados al campo de Tebas, situado a unos 50 kilómetros al noroeste de Atenas, mientras que los 150 restantes, la mayoría familias y personas vulnerables, fueron distribuidos por distintos centros cercanos a la capital, informó la prensa local.

La operación para evacuar al más de medio millar de migrantes y refugiados que aún permanecían allí comenzó a las 06.30 hora local (03.30 GMT) y en ella se utilizaron nueve autocares proporcionados por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

En el último de los emplazamientos evacuados, el campo de hockey construido para las olimpiadas de 2004, había 208 refugiados.

El director general del Ministerio de Protección Ciudadana, Giannetos Filipakos, que visitó la zona del desalojo, aseguró que no se produjeron incidentes durante los traslados y calificó la operación de "éxito total".

Observadores de ACNUR, que estuvieron presentes en el desalojo, confirmaron que se desarrolló sin incidentes, aunque las autoridades habían desplegado en el campo negociadores de la policía, intérpretes y representantes de la OIM para mediar en caso necesario.

El ministro de Migración, Yannis Muzalas, también visitó el recinto durante la operación para examinar su desarrollo, aunque sin hacer declaraciones.

Numerosos efectivos de la policía bloquearon el acceso al recinto desde antes del amanecer y durante el día formaron un cordón en torno a las tres instalaciones que hay en el aeropuerto, a las cuales tampoco pudieron acceder periodistas.

Según datos de ACNUR 351 personas vulnerables y familias con niños pequeños habían sido ya trasladadas en abril y mayo a hoteles y apartamentos de la región capitalina.

En los últimos meses no solo ha habido críticas por parte de las ONG sobre las precarias condiciones en este campamento, sino también de los propios refugiados.

El Gobierno inició la semana pasada una campaña de información a los refugiados previa al traslado a los diversos campos para evitar incidentes fruto de la confusión y, según la prensa local, recibieron anoche embalajes especiales para recoger sus enseres.

Ellinikón debe ser evacuado porque el antiguo aeropuerto, que en 2004 albergó algunas instalaciones de los Juegos Olímpicos de Atenas, ha sido vendido a un consorcio internacional de empresas.

Las autoridades griegas indicaron que el municipio se encargará en los próximos días de limpiar los terrenos, que comprenden 620 hectáreas, y que serán entregados al consorcio, que ha planeado construir un complejo de viviendas, hoteles y zonas comerciales.

Además, tiene previsto crear una monumental zona verde de mas de 2,6 millones de metros cuadrados.