EFESalamanca

Las reinas Sofía y Silvia, de Suecia, han recorrido este lunes las calles del centro histórico de Salamanca, ciudad patrimonio de la humanidad, donde han acudido para inaugurar la Cumbre Mundial sobre Enfermedades Neurodegenerativas Neuro 2020/2022, en un acto que tendrá lugar mañana en el Paraninfo de la Universidad salmantina.

Tras visitar varios monumentos y el museo de Art Nouveau y Art Deco Casa Lis de Salamanca, las dos reinas, acompañadas por el alcalde salmantino, Carlos García Carbayo, han llegado a la Plaza Mayor a través de uno de los laterales y se ha dirigido al Ayuntamiento, donde han salido al balcón principal y han saludado a la gente que se había empezado a congregar.

Antes de llegar al Consistorio, y entre vivas y aplausos de un grupo de salmantinos, la reina Sofía ha respondido, a preguntas de los periodistas, que Salamanca le ha parecido "preciosa" porque ha sido "la primera vez" que ha podido "pasear por ella con tranquilidad".

Al abandonar el Ayuntamiento, las reinas Sofía y Silvia ha salido por un pasillo que, en el hall municipal, les habían hecho miembros de la tuna universitaria de Salamanca, para luego dirigirse a un restaurante de la Plaza Mayor salmantino.

Las reinas Sofía y Silvia de Suecia inaugurarán mañana la Cumbre Mundial sobre Enfermedades Neurodegenerativas Neuro 2020/2022, que tendrá lugar en Salamanca del 21 al 24 de este mes para promover la investigación de estas patologías y un mayor conocimiento por parte de la sociedad.

Tanto doña Sofía, de 83 años, como la reina Silvia, de 78, están volcadas desde hace años en el apoyo a la lucha contra las enfermedades neurodegenerativas.

En el caso de la madre de Felipe VI, lo ha hecho en su condición de presidenta de la Fundación Reina Sofía, una de las impulsoras de la cumbre de Salamanca junto con el Centro de Investigación de Enfermedades Neurológicas (CIEN).

La reina Silvia, por su parte, creó en 1996 una la fundación Silvia Hemmet, entidad dedicada a la investigación del alzhéimer y otros tipos de demencia, después de que a su madre le diagnosticaran la enfermedad y falleciera poco después.