EFEMadrid

La sexta ola, que comenzó a mediados de octubre, sigue sumando altas tasas de trasmisión, pese al descenso este miércoles de la incidencia por segundo día consecutivo, esta vez en 20 puntos (hasta los 3.286 casos), y ya se contabilizan 3,6 millones de infecciones, que representan algo más del 40 % de los 8.676.916 contagios consignados desde el inicio de la pandemia.

En las últimas 24 horas se han registrado en España 157.941 nuevos positivos y un descenso menor de la incidencia que el lunes (que bajó en 90 puntos), cifras que continúan siendo altas -cerca de picos récord de la semana pasada- y empujan poco a poco los indicadores hospitalarios.

Según los datos de Sanidad, hay 19.000 pacientes ingresados, 2.230 en las unidades de cuidados intensivos, con una ocupación en planta del 15,2 % y en las ucis del 23,5 %, lo que denota una significativa presión hospitalaria en gran parte de las comunidades.

La ministra Carolina Darias ha valorado el descenso en la incidencia en los dos últimos día, pero ha precisado que hay que esperar la consolidación de esta bajada para ver si se "ha alcanzado el pico de la sexta ola o estamos muy cerca", por lo que ha pedido "prudencia".

El número de altas (2.513) e ingresos (2.483) por covid-19 cada día se mantiene casi a la par, lo que impide que tanto la ocupación en planta como en cuidados intensivos varíe significativamente.

Cataluña (42,5 %) continúa a la cabeza con la mayor presión en UCI, y le siguen Aragón (31 %), Navarra (29,3 %), Baleares (29 %) y País Vasco (30,3 %) y Melilla (29,4 %). Los territorios que menos ocupación tienen son Galicia (6,2 %), Ceuta (11 %), Andalucía (13,3 %) y Extremadura (14,8 %).

La Comunidad de Madrid (20,9 %) es la que mayor hospitalización en planta registra, seguidas de Aragón (19,8 %) y Melilla (18,1 %).

Tampoco da tregua el número de fallecidos, que superan los 4.500 desde el inicio de la sexta ola (que el Instituto de Salud Carlos III fija mediados de octubre), de los cuales 210 han sido consignados en las pasadas 24 horas y 619 en la última semana.

Las muertes acumuladas en esta última ola de la covid-19 suponen en torno a un 5 % del total consignado por Sanidad desde el inicio de la pandemia.

Pero en las estadísticas sobre la letalidad del coronavirus en esta postrera explosión de contagios hay notables descensos, desde el 1,7 % registrado a principios de diciembre hasta el 1,1 % actual, gracias a las altas tasas de vacunación, con 38.201.057 personas con la pauta completa (80,6 % de la población total) y casi la mitad de ellos (18.397.355) con la dosis de recuerdo.

INDICADORES DE TRASMISIÓN A LA BAJA

En las últimas semanas se ha abierto el debate sobre los posibles retrasos en las notificaciones, dada la saturación de los sistemas de atención primaria, el autodiagnóstico y el hecho de que los positivos en comunidades como Andalucía o Madrid los notifiquen las farmacias, una situación que coincide con un descenso en los indicadores de incidencia tanto a 14 como a 7 días.

Darias ha recordado este miércoles a las comunidades autónomas la obligatoriedad de comunicar los test de autodiagnóticos positivos, porque deben constar en la historia clínica del paciente para tener la certificación de que han pasado la covid.

La ministra ha trasladado esta demanda a los consejeros de Sanidad en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y lo ha hecho al hilo de que algunas comunidades, como Madrid o Andalucía, no notifican los positivos de autotest que se pueden adquirir en farmacias.

Los últimos datos de Sanidad apuntan a un descenso en estos indicadores, de forma que la incidencia a 14 días baja en 12 comunidades y sube en Asturias (3.911), Baleares (3.159), Cantabria (4.324), Cataluña (4.315), Comunidad Valenciana (3.199) y Murcia (5.103).

A 7 días, es decir sobre la evolución de la pandemia en la última semana, ha bajado en 37 puntos, hasta los 1.485 casos, tras un descenso en 14 territorios, mientras sube en Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Valencia y País Vasco, lo que apunta a un incremento de las trasmisión.

A la par, también han bajado ligeramente la tasa de positividad por detección de prueba, que comenzó a repuntar durante las festividades navideñas y llegó al 40 %, y que actualmente se sitúan en el 39,3 %, aunque territorios como Aragón (68 %) o Navarra el (57 %) siguen muy por encima de la media nacional en detección.