EFEMiami

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) pidió este miércoles a sus socios publicar un video realizado por el diario "La Prensa" de Managua sobre la situación del periodismo en Nicaragua en solidaridad con los periodistas de ese país.

El director ejecutivo de la SIP, Ricardo Trotti, hizo esta petición dos días después de que la Asamblea General de la organización condenara al Gobierno de Nicaragua por la "asfixia económica y continuos ataques a la integridad de los periodistas y medios de comunicación".

"Los informes recibidos sobre la situación de la prensa y el periodismo en Nicaragua tocaron una fibra sensible en el corazón de todos los participantes" en la Asamblea General, celebrada en Miami del 4 al 7 de octubre, señala Trotti.

Durante la Asamblea se proyectó el vídeo realizado por "La Prensa", uno de los pocos medios independientes que siguen informando a los nicaragüenses.

En una resolución aprobada al termino de la reunión, la SIP pidió al presidente Daniel Ortega y a su esposa Rosario Murillo que permitan "el desarrollo de una prensa pluralista" y dejen de "controlar la información oficial".

En la resolución se hace mención especial a los ataques perpetrados a los diarios Editorial Nuevo Amanecer, El Nuevo Diario y Q'Hubo, el ceso de los ataques y asedio a Radio Darío y se exige al Gobierno el desbloqueo de insumos retenidos al diario La Prensa y cualquier otro medio de comunicación.

El informe sobre libertad de prensa en Nicaragua aprobado por la Asamblea General de la SIP presenta un panorama desolador: medios cerrados, confiscados y quemados, periodistas golpeados, encarcelados, perseguidos, amenazados, desempleados o exiliados y un bloqueo aduanero de los insumos para publicar medios de prensa.

Hugo Holmann, del diario La Prensa, en representación de Jaime Chamorro, vicepresidente para Nicaragua de la SIP, fue el encargado de leer el informe, que suscitó entre los asistentes llamamientos para que entidades como la ONU y la OEA y Gobiernos de otro países intensifiquen la presión sobre el presidente Daniel Ortega.

El informe se hace eco de un estudio de la Fundación Violeta Barros de Chamorro que contabiliza 1.080 casos de violación de la libertad de prensa en Nicaragua desde abril de 2018, cuando estallaron las protestas contra el Gobierno de Ortega.