EFEBarcelona

La última noche de las fiestas de la Mercè de Barcelona ha transcurrido sin incidentes destacables y sin que haya habido macrobotellones con agresiones y actos vandálicos, como ocurrió en las noches anteriores, según han informado fuentes policiales.

Solo algunos centenares de personas han acudido esta madrugada a las playas de Barcelona y lugares habituales de celebración de botellones en el centro histórico de la ciudad y han sido conminados a abandonar el lugar por efectivos de la Guardia Urbana, sin que se hayan producido altercados como en anteriores noches.

Las fiestas de la Mercè concluyeron anoche con un piromusical descentralizado, con lanzamiento de artefactos pirotécnicos desde cuatro puntos de la ciudad para que todos los barceloneses pudieran seguir el espectáculo desde casa.

Los detenidos durante los graves altercados producidos en las madrugadas del sábado y el domingo en el área de plaza Espanya y la playa del Bogatell empezarán este lunes a pasar a disposición judicial.

Los detenidos están acusados de delitos de lesiones, robos, hurtos, daños, atentado y desórdenes públicos, entre otros.

Este domingo, el director de los Mossos, Pere Ferrer, atribuyó estos actos vandálicos y robos a una minoría de "delincuentes oportunistas" que se aprovechan de las multitudes que congregan los botellones, al igual que sucede en algunas manifestaciones