EFEMadrid

La campaña de vacunación se extiende entre el grupo de población de 50 a 59 años, la conocida como generación del "baby boom", que asciende a más de siete millones de españoles, el 17 por ciento del total del censo vacunal de España.

La Comunidad de Madrid y la Región de Murcia ya están vacunando a este grupo de población, mientras que Andalucía y Aragón ya han comenzado a citar a los ciudadanos.

Castilla-La Mancha vacuna ya este fin de semana, mientras que Cataluña, La Rioja, Cantabria, Comunidad Valenciana y Galicia tienen previstos los primeros pinchazos la semana que viene, cuando Navarra abrirá el turno de citación.

Este nuevo reto de la campaña de vacunación llega cuando se ha progresado con el grupo más vulnerable ante el coronavirus, los mayores de 60 años, una población de más de 12 millones de personas, de las cuales el 83,5 % ya ha recibido la primera dosis, muchos de ellos de AstraZeneca, que no requiere pinchar la segunda hasta 14 semanas después. De esta franja de edad, está inmunizada el 38 %.

Según el Ministerio de Sanidad, la población de 50 a 59 años a la que hay que vacunar asciende a 7.033.306 personas, de las cuales tienen ya una dosis 998.116, es decir el 14,2 %, principalmente por la vacunación de profesionales esenciales, a los que se inoculó la primera dosis de la AstraZeneca, y ahora están pendientes de la decisión de las autoridades sanitarias sobre el segundo pinchazo, toda vez que este suero se restringió finalmente para los mayores de 60.

De los restantes españoles de 50 a 59 años, aún sin vacunar, está previsto que se les inocule las vacunas de Pfizer o Moderna, aunque la ministra Carolina Darias anunció el pasado miércoles que se estudiará si se administra también el vial de Janssen (que solo requiere una dosis) a este colectivo.