EFEMadrid

Mujeres policías y guardias civiles han coincidido este viernes en reivindicar una mayor corresponsabilidad en materia de conciliación para que la mujer pueda ascender en el escalafón y ocupar puestos de responsabilidad, lo que todavía ocurre de manera minoritaria en las fuerzas de seguridad.

Lo han hecho durante la jornada del Ministerio del Interior sobre "Mujer, igualdad y seguridad", que ha clausurado el titular del departamento, Fernando Grande-Marlaska, quien ha lamentado que mayoritariamente concilien las mujeres y ha defendido que las medidas legales vayan dirigidas a la corresponsabilidad. "Esa es la igualdad real y efectiva", ha dicho.

"La conciliación tiene que ir de la mano de la corresponsabilidad", ha sentenciado la jefa superior de la Policía en Asturias, Luisa María Benvenuty.

Una opinión que han compartido sus compañeras de mesa redonda, la jefa de la Comandancia de la Guardia Civil en Teruel, Silvia Gil; la Comisaria Superior de los Mossos d'Esquadra, Cristina Manresa Llop; la intendente jefa de la Policía Municipal de Valladolid, Julia González; y la directora del Centro Penitenciario de Córdoba, Yolanda González.

Anteriormente, la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, ha dejado claro que la lucha por la igualad también concierne a los hombres, de tal forma que "sin su implicación no es posible".

"Necesitamos hombres dispuestos no solo a dar más poder a las mujeres, sino a reducir el suyo. Necesitamos hombres comprometidos", ha apuntado Gámez, primera mujer en dirigir la Guardia Civil.

Gámez ha reconocido que las fuerzas de seguridad han estado marcados por una presencia mayoritariamente masculina, pero, ha advertido, "está cambiando y ya es imparable".

Por su parte, la subdirectora general del Gabinete Técnico de la Policía Nacional, Eulalia González, ha destacado el trabajo constante de este cuerpo por la igualdad y ha trasladado el compromiso en seguir abriendo puertas en ese campo.