EFESevilla

El municipio sevillano de Las Cabezas de San Juan ha dado hoy su último adiós a los cinco trabajadores fallecidos ayer en el accidente de tráfico ocurrido en Utrera con un funeral oficiado en una abarrotada iglesia de San Juan Bautista, en la que se han vivido escenas de mucho dolor.

Los restos mortales de Miguel Montenegro Guisado (48 años); José Manuel Pérez Marchena (36); Manuel Rodríguez Barrero (38); Juan Bornes Gómez (32) y Antonio Jesús Cortés (19) reposan ya en el cementerio de la localidad tras una multitudinaria misa funeral.

Los cinco fallecidos, vecinos de Las Cabezas, eran trabajadores de la empresa Monferra -Montajes Ferroviarios Andaluces- y perdieron la vida en la carretera A-394, que une las localidades de Arahal y Utrera, cuando regresaban de cubrir el turno de noche en las obras del AVE en la localidad granadina de Loja.

Amigos, familiares y vecinos han despedido a estos cinco trabajadores cuya furgoneta colisionó frontalmente con un camión, en el siniestro más grave ocurrido en las carreteras de la provincia de Sevilla en los últimos quince años.

Ayer numerosas personas visitaron las tres instalaciones donde se habilitaron las capillas ardientes y el Ayuntamiento de Las Cabezas decretó tres días de luto por el sucesos, mientras que la Guardia Civil continúa investigando las causas del siniestro.

El Consistorio emitió un comunicado en el que manifestó "la absoluta desolación y pesar por la tragedia que hemos sufrido con la pérdida de cinco cabeceños en un trágico accidente de tráfico".