EFEMadrid

Las familias monoparentales reclaman medidas urgentes ante la situación de riesgo de pobreza que sufren el 54 % de estos hogares, según los últimos datos del INE de 2021, aunque vaticinan que subirá esa cifra cuando se mida el impacto de la subida de precios y la crisis por la guerra de Ucrania.

La Federación de Asociaciones de Madres Solteras ha hecho público este jueves su balance de "fin de curso" de las políticas de apoyo a las familias, en el que suspende al Gobierno por no actuar para eliminar la desigualdad y las discriminaciones a las que se enfrentan respecto a otros hogares.

Denuncian que han quedado excluidas de las ayudas de emergencia y piden tener derecho a las prestaciones y medidas que se otorgan a las familias numerosas.

"Suspendemos a la clase política y al Gobierno porque sentimos que el Estado y sus instituciones continúan ignorando la necesidad de establecer un marco jurídico y de poner en marcha medidas específicas para nuestro modelo familiar, somos casi dos millones de familias con una persona adulta al frente", ha explicado Carmen Flores, presidenta de la Asociación de Madres Solteras.

Para Flores, "el no tomar medidas ha empujado a las familias monoparentales a la vulnerabilidad social; si en 2020 el 49,1 % estaba en riesgo de pobreza, ahora sube al 54,3 %, según la Encuesta de Condiciones de Vida del INE".

"Les dejamos el verano para que estudien los datos y les volveremos a evaluar en septiembre", cuando se negocien los presupuestos generales del Estado y veamos si avanza la ley de familias", que tiene previsto reconocer jurídicamente este modelo y equipararlas con las numerosas.

Mientras tanto, reclaman la aprobación de un real decreto de medidas urgentes que se reconozca esa condición de familia numerosa a todas las monoparentales con dos hijos y el acceso "en condiciones de equidad y justicia social" a las ayudas de vivienda pública.

"Nos hemos enfrentado a la crisis de la pandemia en desventaja, sin que las medidas hayan tenido en cuenta las necesidades de nuestras familias, a ello se ha sumando el aumento de la inflación y estamos siendo ignoradas por las medidas de choque del gobierno", ha lamentado Miriam Tormo, presidenta de la Asociación de la Madres Solteras por Elección.

"No podemos aguantar más, o se actúa, o esos datos de pobreza van a seguir subiendo", ha añadido Flores, quien ha censurado que las políticas de familia solo se diseñan para los modelos tradicionales y sin evaluar el impacto real en cada hogar.

Las familias monoparentales proponen que se cambien los criterios del Ingreso Mínimo Vital respecto del cómputo de sus ingresos y del complemento de monoparentalidad y que se revisen los criterios de renta para el complemento a la infancia, igualando a los hogares con dos progenitores con hijos.

En el ámbito laboral, reclaman la equiparación de derechos en los permisos laborales para cuidado de menores y prestaciones derivadas en el Sistema de la Seguridad Social.

También, igualar la reducción por tributación conjunta a la de las familias tradicionales y bono social, igual que las numerosas, son otras de las reivindicaciones. "Es urgente la regulación de nuestro modelo de hogares en la ley, seguimos sin ese reconocimiento jurídico y mientras tanto las políticas de familia nos penalizan y discriminan".

"La capacidad económica real de nuestras familias no es la que reflejan nuestros ingresos, tenemos una carga adicional por cuidado en solitario de nuestros hijos, es clave favorecer la conciliación", ha aseverado la responsable de la Asociación de la Madres Solteras por Elección.