EFEMadrid

Las familias retoman tras casi dos años de pandemia planes como viajar o comprar una vivienda, que sitúan entre sus prioridades, mientras avanza el deseo de tener hijos, que se ha duplicado entre los menores de 45 años respecto al año anterior, según el último Barómetro de la Familia.

El informe, elaborado por The Family Watch con 600 encuentras a hogares realizadas a finales del pasado mes de diciembre, muestra una evolución más positiva de la situación económica, aunque ocho de cada diez siguen pensando que existen dificultades a la hora de formar una familia respecto a generaciones anteriores y expresan su preocupación por las consecuencias de la covid en su entorno.

"Los españoles vuelven a retomar planes como comprar una vivienda o formar una familia, después de que la pandemia frenara en seco todos los proyectos a corto plazo, ya que estábamos más pendientes de salir vivos y del día a día", ha explicado la investigadora de Gad3 Sara Morais.

Viajar, prosperar a nivel laboral y formarse académicamente son aspectos más prioritarios en la vida de los encuestados que formar una familia, aunque ese interés de tener hijos en un horizonte de cinco años ha pasado de contemplarlo el 26 % en 2021, al 46 % en 2022.

Pero el barómetro también destaca cambios de hábitos relacionados con la salud, tanto física como mental, en los hogares que son más acusados entre los jóvenes: el 34 % de las personas entre 18 y 29 años reconoce que ha necesitado ayuda psiquiátrica o psicológica.

Tres de cada cuatro entrevistados reconoce haberse sentido preocupado por su situación por la pandemia y cerca del 65 % más angustiado e irritable en el último año; además, seis de cada diez dice haber tenido alteraciones del sueño y uno de cada cinco haber necesitado ayuda de profesionales y consumido ansiolíticos por primera vez.

Las familias expresan su preocupación por el excesivo e inadecuado uso de Internet por parte de sus hijos y reclaman de que al contratar una línea se limite por defecto el acceso a determinados contenidos, (pornografía, juegos), además de aumentar la regularización sobre la publicidad con menores.

Cerca del 80 % de los entrevistados cree que la publicidad muestra a los adolescentes con actitudes adultas y el 72 % que se da una imagen sexualizada de los menores.

En la presentación del estudio, la directora de The Family Watch, María José Olesti, ha destacado la "profunda huella" y el desgaste físico y emocional que han sufrido las familias por la pandemia y ha reclamado mayor apoyo a la natalidad: "Si no ofrecemos a los jóvenes oportunidades y les facilitamos poder formar una familia e incluso emanciparse, difícilmente se plantearán tener hijos".