EFESeúl

Varios tramos de cuatro grandes vías circulatorias en Seúl en torno al río Han fueron cerradas hoy debido al desborde del caudal a causa de las fuertes lluvias que continúan golpeando las regiones centrales y septentrionales de Corea del Sur.

Varias secciones de las autopistas Dongbu y Gangbyeon, de la avenida Olímpica y del Anillo Interior fueron clausuradas hoy al tráfico debido a las inundaciones en los márgenes del Han, informó la agencia de noticias Yonhap.

La medida ha generado importantes atascos en rutas alternativas en una ciudad de casi 10 millones de habitantes que ya de por sí suele sufrir importantes congestiones a diario.

A las inundaciones que afectan al Han ha contribuido el hecho de que en la víspera las autoridades se vieron obligadas a abrir las compuertas de dos de las principales presas que controlan el caudal del río para evitar inundaciones aún más graves al este y al noroeste de Seúl.

Las abundantes lluvias que golpean la región desde hace una semana han dejado ya 16 muertos y 11 desaparecidos, la mayor parte de ellos en la provincia de Chungcheong del Norte, según datos del Gobierno surcoreano.

A su vez, unas 1.600 personas permanecen evacuadas en el centro y norte del país debido al riesgo de inundaciones y corrimientos de tierra.

En total 39 carreteras permanecen cortadas debido a los daños ocasionados por inundaciones y desprendimientos, tres líneas férreas de la región central siguen teniendo tramos cortados desde el domingo y más de 8.000 hectáreas de parcelas agrícolas han quedado anegadas.

La Administración Meteorológica de Corea (KMA) mantiene aún la alerta en el centro del país y la ha extendido a zonas del sur.

En ambas regiones se esperan hasta 50 milímetros por hora de precipitaciones acompañadas de fuertes vientos hoy y mañana.