Las enfermedades de origen animal son cada vez más frecuentes entre humanos, ejemplos como la pandemia de la covid-19 o los recientes casos de viruela del mono lo confirman, pero las granjas y el trabajo que hacen en ellas los veterinarios son la primera línea de prevención para evitar su transmisión.

La viruela del mono se describió en personas por primera vez en 1970 en un bebé, según explica el catedrático en sanidad animal, Santiago Vega, en declaraciones a Efe.

Para Vega, la irrupción ahora de esta patología o la propia covid-19 suponen un ejemplo sobre las prácticas que llevan a los humanos a "exponerse a enfermedades animales", es decir: cómo una patología animal que es "difícilmente transmisible a humanos" termina suponiendo un problema de sanidad.

"¿Qué lugar del planeta no visitamos?", se pregunta Vega, para evidenciar la probabilidad de que nuevas enfermedades animales lleguen hasta lugares en los que antes no se habían datado.

LOS ANIMALES DE GRANJA, UN FRENO A LAS ENFERMEDADES

Si para Vega los viajes conforman una posibilidad de entrada y salida de nuevas enfermedades de origen animal, las granjas son uno de los lugares más seguros para que no se registren patologías y es la labor de los veterinarios que trabajan en el sector agrícola y ganadero lo que actúa como "freno".

Como ejemplo, Vega defiende que, precisamente, el pasado mes de febrero España fue declarada como un país libre de la brucelosis gracias al trabajo de prevención de los veterinarios.

Además, medidas como la trazabilidad aseguran que, si se documentara un caso de este tipo de enfermedades, estaría "delimitado y se podría conocer el foco y el origen".

En el ámbito político medidas como el Pacto Verde de la Unión Europea también suponen, según sostiene el catedrático, una herramienta efectiva para salvaguardar la sanidad animal y, por lo tanto, humana, en las granjas.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

En cuanto al aspecto científico, la vacunación de los animales de granjas y el desarrollo de nuevas vacunas, forman parte "esencial" de esa barrera para contener la transmisión de enfermedades.

Este punto ha cobrado mayor relevancia, según ha indicado Vega, ya que patologías que ahora se registran en animales –y también en humanos– están provocadas por la resistencia a los antimicrobianos.

"Una mayor vacunación ayudaría a disminuir esta resistencia", pues descendería el uso de los antibióticos en los animales y, por ende, la aparición de nuevas enfermedades.

La veterinaria especialista en sanidad animal y trabajadora en el sector de la ganadería, Inmaculada Hernández, enumera a Efe tres puntos que hacen de las granjas un lugar seguro.

Hernandez señala las vacunas, la bioseguridad y el propio manejo de los animales como los tres pilares sobre los que se sustenta la sanidad animal en las granjas.

Acerca de los dos últimos, las medidas que se llevan a cabo para preservarlos son la limpieza y la desinfección o el tratar a los animales sin provocarles estrés ya que, según apunta la veterinaria, podría provocar la aparición de enfermedades

EL DIQUE DE LA BIODIVERSIDAD Y LA 'ONE HEALTH'

Pero más allá de la llegada de los seres humanos a lugares en los que no había estado antes y el aumento de los viajes que facilitan la transmisión de enfermedades animales, las zoonosis se han visto agravadas por la "ruptura del dique de la biodiversidad".

"Solo conocemos el 1 % de los virus que hay en el planeta", advierte Vega, a la vez asegura que poco a poco irán apareciendo nuevas patología que, si antes no lo habían hecho era debido a que "el dique de la biodiversidad" los mantenía.

Un dique que, ahora, se está "resquebrajando y por las presas se están escapando todos los virus" consecuencia de factores como las altas temperaturas o los fenómenos atmosféricos extremos.

Por eso, para combatir esta "fuga de virus" y la ruptura de la biodiversidad, los dos veterinarios ponen en valor el papel del enfoque 'One Health' (Una Sola Salud), que trata de aglutinar la salud humana, animal, y medioambiental bajo una perspectiva holística.

Ambos reconocen la necesidad de aunar estas disciplinas ya que, como se ha visto con la pandemia de la covid-19 o los recientes casos de la viruela del mono, del estado de la salud de una, dependen la calidad y el estado del resto.