EFEMadrid

La Comunidad de Madrid ha recuperado este lunes la libertad de horarios en los comercios y la hostelería, así como los aforos del 100 % en espectáculos y actividades recreativas, coincidiendo con una caída de la incidencia acumulada a cifras de primeros de julio, con 91,8 casos por cien mil a catorce días.

El relajamiento de las restricciones anticovid ha arrancado hoy con la recuperación del aforo en comercios, oficinas, mercadillos y centros comerciales, mientras que la hostelería y el ocio nocturno funcionan con un aforo del 75 % en el interior y del 100 % en el exterior, y con distancia de 1,5 metros entre mesas, quedando restringido el consumo en la barra y el uso de pistas de baile.

La Consejería de Sanidad ha notificado hoy 95 nuevos contagios frente a los 108 reportados hace una semana, y se han registrado 9 fallecidos mientras que los ingresos en planta han vuelto a subir, aunque no los pacientes de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

De los 95 casos nuevos, 78 corresponden a las últimas 24 horas, según el informe diario de la Comunidad de Madrid, en el que, como es habitual los domingos y los lunes, se aprecia un descenso debido al efecto del fin de semana, cuando se hacen menos pruebas diagnósticas y se tarda más en actualizar los datos.

En cuanto a la presión hospitalaria, hay 520 pacientes en planta y 217 críticos en las UCI, frente a los 505 y 222 que había, respectivamente, ayer domingo.

En comparación con los datos de hace una semana, todos los indicadores han bajado: el 13 de septiembre hubo 108 casos nuevos (90 diagnosticados en las 24 horas previas), 12 muertes en hospitales, 715 pacientes en planta y 256 críticos en UCI.

Según los datos del Ministerio de Sanidad, la incidencia acumulada a 14 días en Madrid se sitúa ya por debajo de los 100 casos (91,79) casos por 100.000 habitantes, aunque por encima de la media nacional (83,43).

Por franjas de edad, la mayor incidencia en Madrid se da en menores de 11 años, con 142,03 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, y le sigue la población de más de 80 años, con una incidencia de 111,5.

Según el Ministerio de Sanidad, el 4,91 % de las camas de los hospitales de la región están ocupadas por pacientes covid, un porcentaje que asciende al 20,19 % en las UCI. En los dos casos Madrid se encuentra por encima de la media nacional, del 3,06 % y el 10,71 % de ocupación, respectivamente.

La Comunidad de Madrid ha administrado hasta ahora 9.562.988 dosis del total de 10.790.729 vacunas recibidas, lo que supone un 88,6 %.

El 73,8 % de la población general tiene la pauta completa de vacunación, porcentaje que se eleva al 84,8 % en la población diana (mayores de 12 años).

La tercera dosis empezará a administrarse este miércoles, 22 de septiembre, en las residencias de mayores, según ha anunciado hoy el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en una comisión en la Asamblea de Madrid, tras haber empezado la vacunación de las personas inmunodeprimidas la semana pasada.

En cuanto a las restricciones, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López, ha subrayado que las medidas adoptadas desde este lunes son "acordes con la situación actual" de la covid-19 en la región, aunque ha vuelto a hacer un llamamiento a "la responsabilidad" de los jóvenes para evitar imágenes como la del macrobotellón del sábado en la Universidad Complutense, al que asistieron 25.000 personas.

En total, este fin de semana la Policía Municipal de Madrid ha interpuesto este fin de semana 716 multas por consumo de alcohol en vía pública, 68 menos que el balance anterior a pesar del macrobotellón en la Complutense.

Al respecto, la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, ha lamentado el macrobotellón, pero ha reiterado que las policías municipales "no están dimensionadas para afrontar pandemias", por lo que ha vuelto a pedir al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que les permita "contratar más policías" para controlar estas situaciones, aunque ha subrayado que "se están poniendo sanciones".

Por otra parte, la portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Hana Jalloul, defiende que “no es malo” que se flexibilicen parte de las restricciones, aunque insiste en que es un proceso que “siempre debe ir acompañado de pedagogía” y de "continuar con la vacunación".