EFEMadrid

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado este martes que, con la nueva ley de libertad sexual, España se va a convertir en un país "más seguro" para las mujeres y se va a impedir que "los derechos de las mujeres nunca más se pierdan en un callejón oscuro".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que ha aprobado el anteproyecto de la ley orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual, Montero ha hecho hincapié en que la norma vuelve a convertir a España en referente internacional de la defensa de los derechos de las mujeres.

Ha agradecido asimismo al movimiento feminista su movilización "insistente e incansable" en las calles de toda España: "Esta es su ley, es la ley del sólo sí es sí", ha señalado Montero para quien esta ley no hubiera sido tan ambiciosa y pionera sin un movimiento feminista tan fuerte.

Montero se ha mostrado orgullosa de que el Gobierno haya sido "valiente" por presentar una ley que ha considerado "histórica" y que sitúa a España a la par de los países más avanzados del mundo que ya reconocen "que la clave para saber si hay violación es el consentimiento".

La ministra ha recalcado el carácter "integral" de la nueva norma que pone el foco, además de en la prevención y la sensibilización, además del acompañamiento a las víctimas en todas las fases del proceso y su reparación".

El objetivo de la ley, ha dicho, no sólo es condenar los delitos sexuales, sino erradicar toda la violencia sexual y eso pasa por que el conjunto de la sociedad se conciencie de unas violencias que están "invisibilizadas" y "naturalizadas".