EFEArguineguín (Gran Canaria)

Salvamento Marítimo ha rescatado este jueves en aguas de Canarias a 82 inmigrantes de origen subsahariano, entre ellos seis niños, embarcados a bordo de una patera y un cayuco que llevaban en el mar entre cinco y once días, de acuerdo con el relato ofrecido por sus ocupantes a la Cruz Roja.

Estas 82 personas elevan a 720 los inmigrantes que ha recibido Canarias en 23 pateras solo en el mes de enero, cifra que supera los registros de años completos recientes, como 2016 (671) y 2017 (421), y que consolida el repunte de este fenómeno que se apreció en las islas en 2018 (1.307) y, sobre todo, durante 2019 (2.698).

La primera patera, con 33 personas a bordo (18 mujeres, nueve hombres y seis niños), fue localizada por la mañana a unas 80 millas náuticas de distancia del sur Gran Canaria (casi 150 kilómetros) por el avión de salvamento Sasemar 103, que llevaba buscándola desde la víspera, cuando un ONG alertó sobre su situación.

El cayuco fue localizado cuando la anterior operación de rescate todavía estaba en marcha, al ser avistado por el helicóptero Helimer 223 a unas 15 millas (24 kilómetros) del sur de Gran Canaria. Trasportaba a 49 inmigrantes africanos, todos varones adultos.

Los primeros en desembarcar en Arguineguín, el puerto del sur de Gran Canaria utilizado por los servicios de emergencia para prestar la primera asistencia a las pateras, fueron los ocupantes de la primera barquilla, que llegaron a tierra pasadas las 19.30 horas a bordo de la Guardamar Talía.

Ese grupo de 33 personas incluía a dos mujeres embarazadas, que serán sometidas a revisión en el Hospital Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria. Uno de los niños también ha sido evacuado al mismo centro, por precaución ante los dolores que presentaba.

Tres ocupantes más de esa patera han sido derivados al Centro de Salud de Maspalomas con patologías leves.

El vicepresidente de Cruz Roja en Canarias, Gerardo Santana Cazorla, ha explicado a los medios que el grupo ha llegado bastante agotado, con varias personas aquejadas de dolores abdominales, hipotermia y mareos debido a la dureza de la travesía.

Varios de estas personas han contado a los voluntarios de la Cruz Roja que llevaban unos cinco o seis días navegando. La información que manejan las ONG que dieron la voz de alarma sobre su situación en el mar indica que pudieron partir de Cabo Bojador, en el Sahara.

En cuanto al cayuco, sus 49 ocupantes llegaron a puerto en torno a las 20.30 horas con la Salvamar Menkalian. Solo uno de ellos ha sido trasladado al centro de salud, pero la mayoría presentaba agotamiento y evidentes dificultades para caminar.

Los ocupantes de este cayuco han contado a los servicios de emergencia que llevaban de nueve a once días en el mar y que habían salido de Senegal; lo que, de ser cierto, confirmaría que los inmigrantes vuelven a aventurarse por la ruta del Atlántico en travesías de cientos de kilómetros, cada vez más peligrosas.

Salvamento Marítimo sigue manteniendo abierta en estos momentos la búsqueda de una patera de la que no se tienen noticias desde el pasado fin de semana, con una veintena de personas a bordo, según los datos que maneja la ONG Caminando Fronteras.