EFEMelilla

Veintidós inmigrantes de origen subsahariano, seis de ellos mujeres, han desembarcado hoy en una playa de Melilla, a la que han llegado a bordo de una embarcación deportiva aprovechando la salida de un transbordador y una regata para burlar el control de vigilancia fronteriza.

Según ha informado la Delegación del Gobierno, la patera ha llegado a las 14.15 horas a la playa del Hipódromo con los inmigrantes escondidos bajo una lona para evitar ser detectados por el sistema de impermeabilización de la Guardia Civil.

Los inmigrantes, todos adultos en buen estado, han aprovechado la salida del buque de Trasmediterránea, que partía del puerto de Melilla en dirección a Almería, para acceder a la bahía de la ciudad autónoma escondiéndose tras el transbordador.

La lancha deportiva, provista de un motor potente, se ha camuflado posteriormente entre las numerosas embarcaciones que participaban en una regata que se estaba disputando en ese momento, consiguiendo desembarcar en la Playa del Hipódromo.

El servicio de Socorrismo y Salvamento de las playas de Melilla ha avisado de la llegada de la patera a la Guardia Civil, que ha desplazado hasta la playa a varias patrullas y ha situado a los inmigrantes bajo las sombrillas.

Los inmigrantes han llegado provistos de chalecos naranjas y los bañistas que estaban en ese momento disfrutando en la playa les han ofrecido agua y comida.

Uno de ellos ha sido detenido, acusado de un delito contra los derechos de los extranjeros, tras comprobarse que era el patrón de la patera.

La Guardia Civil ha trasladado al resto al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla.

Según apunta la Delegación del Gobierno, esta forma de acceso a Melilla es una maniobra "cuidadosamente estudiada por las mafias que trafican con seres humanos".

También hoy otra embarcación con 40 inmigrantes, entre ellos 29 mujeres y cuatro menores, ha arribado a una isla de Alhucemas, un peñón de soberanía española en el norte de África, según ha informado la activista Helena Maleno de la ONG Caminando Fronteras.

Sobre esta última patera, la Delegación del Gobierno en Melilla no ha comunicado por el momento información oficial.