EFEMadrid

La ministra de Justicia, Pilar Llop, ha instado este jueves a "no ponerse de perfil" frente a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual porque es una forma de esclavitud que atenta contra todos los derechos humanos fundamentales que va en aumento y "está a la vuelta de la esquina".

De esta forma se ha expresado la ministra en la inauguración de la jornada "Hacia una protección integral de víctimas de trata", organizada por el Consejo General de la Abogacía, con motivo de la conmemoración, este 23 de septiembre, del Día Internacional contra la Explotación Sexual y la Trata de Personas.

Llop ha insistido en que la trata no solo constituye una "clara vulneración" de derechos humanos, sino que también es una forma de violencia de género que se produce contra las mujeres -sobre todo las más vulnerables- a las que sitúa en una posición de "absoluta subordinación".

Por eso, ha continuado, la trata tiene un carácter estructural con un componente de género "muy importante", y ha remarcado la importancia del enfoque de género "por mucho que incomode a ciertas formaciones" políticas.

Atajar esta y otras formas de violencia contra la mujer "es la agenda del Gobierno", ha afirmado en su intervención en la que ha apostado por la formación de jueces y todos los agentes implicados en la lucha contra esta lacra.

En este sentido, se ha mostrado segura de que si "en su vida anterior" hubiera tenido la formación especializada como la que ahora se está procurando, alguna víctima no se le hubiera escapado del procedimiento. "Para mí ha resultado tremendamente doloroso darme cuenta de que en aquel momento fallé porque no tenía esa perspectiva de género que es necesario tener", ha confesado.

Ha recordado la voluntad del Gobierno de aprobar una ley integral contra la trata, una norma que, a su juicio, es muy necesaria por la dimensión que está alcanzado esta forma de violencia cuyas víctimas son en un 92 % mujeres y niñas.

Llop ha lamentado que 2,5 millones de personas en el mundo sean víctimas de trata porque sufren muchos padecimientos, con lo que "no podemos ponernos de perfil" ante esta lacra que "tenemos a la vuelta de la esquina".

Por su parte, la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha sostenido que la legislación es "insuficiente" sin una norma integral contra la trata.

Por su parte, la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega, ha señalado que la captación de mujeres y niñas para ser explotadas es una "aberración", y ha asegurado que este organismo es un "aliado" en la elaboración de la ley contra la trata.