EFEMérida

Los bomberos han controlado el incendio que se ha originado este sábado en la central termosolar "Casablanca", ubicada en el término municipal de Casas de Don Pedro (Badajoz), por una fuga de aceita, lo que ha llevado al 112 a recomendar a la población de la localidad pacense de Valdecaballeros y de Cañamero (Cáceres) que permanezca en sus casas y que cierren puertas y ventanas.

Según ha informado a Efe fuentes de los bomberos, el fuego comenzó sobre las 17:30 horas y al lugar se desplazaron tres dotaciones de los parques de Herrera del Duque y Don Benito.

El incendio está totalmente controlado y perimetrado y los bomberos, que han estado haciendo trabajos de amortiguación y refrigeración todo el día, están esperando que se consuma el aceite que ha salido ardiendo y que baje la presión para poder cerrar una válvula de 300 milímetros del ramal por donde ha salido el líquido, según las mismas fuentes.

El Ayuntamiento de Valdecaballeros ha informado a los vecinos por medio de las redes sociales de que se ha producido "un escape de aceite, que al entrar en combustión está generando una columna de humo, que por inhalación directa pudiera resultar tóxico".

"No es previsible que dicha columna llegue a nuestro pueblo, pero de manera preventiva desde Urgencias y Delegación del Gobierno recomiendan a los vecinos mantener las ventanas cerradas y no andar por las calles a ser posible, hasta que den por controlado el incidente", ha avisado.

Según la web de la empresa propietaria de la central, el Grupo Cobra, tiene una potencia instalada de 50 MW con una producción aproximada de 175 GWh/año.

En ella se genera electricidad a partir de la radiación solar, mediante el calentamiento de un fluido térmico (aceite térmico o HTF) hasta unos 390ºC, que, a su vez, calienta agua que al generar vapor mueve una turbina conectada a un generador eléctrico.

Hace cinco años una fuga de 1.000 y 1.500 litros de aceite térmico en una central termosolar de la localidad pacense de Navalvillar de Pela obligó a los vecinos de Madrigalejo (Cáceres) a encerrarse en sus casas con puertas y ventanas cerradas durante dos horas.