EFENairobi

Los casos de contagios por el nuevo coronavirus en el continente africano, registrados en 52 países, han pasado hoy de los 10.000, y la mitad de ellos se contabilizan en Sudáfrica y tres países del norte: Argelia, Egipto y Marruecos.

Además, las muertes de pacientes con COVID-19 alcanzan ya las 489, según el último recuento de Efe a las 8.00 GMT a partir de los comunicados individuales de los Gobiernos africanos y los datos que tabula la Universidad John Hopkins (EEUU).

Sudáfrica está a la cabeza de países afectados, con 1.686 casos, seguido por Argelia (1.423), Egipto (1.322), Marruecos (1.141) y Camerún (658), pero dos tercios de los 52 países afectados siguen aún por debajo de los 100 casos detectados.

En total, en el continente se han registrado 10.111 casos positivos por COVID-19, y solo han pasado 6 días desde que se superaron los 5.000, mientras que el primer caso de la enfermedad se detectó en Egipto, el 14 de febrero.

Respecto a las muertes, Argelia es el país con más fallecidos, con 173, seguido de Egipto (85), Marruecos (83) y Túnez (22), y Burkina Faso y la República Democrática del Congo son los dos países subsaharianos con más muertos con COVID-19, con 18 decesos cada uno.

Casi una veintena de países africanos no cuentan aún con ninguna muerte, y casi un 80 % tienen menos de una decena.

Dada la vulnerabilidad de sus sistemas de salud, muchos países han evitado esperar a un desbordamiento de la situación, como ha sucedido en países de Europa, y se han adelantado a aplicar duras medidas para contener la propagación de esta enfermedad vírica contagiosa que produce fiebre alta y complicaciones respiratorias.

Naciones como Sudáfrica o Ruanda han decretado el confinamiento total de la población, al tiempo que otras, como Nigeria o República Democrática del Congo (RDC), han ordenado el cerrojazo en grandes ciudades que, por su elevada población, suponen un mayor riesgo.

Pero las medidas de confinamiento ponen al límite a millones de africanos que necesitan trabajar cada día para poder subsistir.

Muchos Gobiernos han anunciado medidas sociales que van desde la bajada de impuestos, en el caso keniano; el reparto de comida puerta a puerta, en Ruanda; bonos sociales o el anuncio de la gratuidad de las facturas de luz y agua, como han decidido los de Ghana o Guinea.

En el mundo, el coronavirus ha provocado ya más de 1.350.000 casos y más de 74.800 fallecimientos, de acuerdo con las cifras de la Universidad John Hopkins. EFE

ime/jac