EFEBurgos

Los primeros encausados por los disturbios que se produjeron en el barrio de Gamonal (Burgos) en 2014 han declarado en el primer juicio penal por este caso, que ha comenzado hoy, que su detención fue "aleatoria" y no habían participado en los incidentes de la noche del 10 de enero, cuando fueron detenidos.

La Fiscalía pide para cada uno de los doce jóvenes que se sientan desde hoy en el banquillo de los acusados dos años y medio de cárcel, además de indemnizaciones por 24.000 euros.

Les considera supuestos autores de delitos de desórdenes públicos y atentado contra agentes de la autoridad, por enfrentarse a los efectivos antidisturbios del Cuerpo Nacional de Policía y participar en la rotura de lunas y escaparates y en la quema de contenedores y mobiliario urbano.

Los abogados defensores coinciden en calificar de "aleatorias" las detenciones y en asegurar que se produjeron esa noche pero no en el momento de los incidentes.

Entre el 10 y el 13 de enero de 2014 se produjo cerca de medio centenar de detenciones, entre ellas de trece menores de edad, por los disturbios que se produjeron el 10 de enero de 2014 y los tres días siguientes contra la conversión de parte de la calle Vitoria en un bulevar, una obra que no llegó a acometerse.

Cerca de un centenar de personas se han concentrado esta mañana a las puertas del edificio de juzgados de Burgos al inicio de la vista oral en el Juzgado de lo Penal 3, convocados por la Asamblea de Gamonal, constituida precisamente en los días en que se desarrollaban las protestas y disturbios en ese barrio.

Tras dos pancartas con los lemas "Absolución encausados Gamonal" y "Con nuestras encausadas hasta el final", los concentrados han coreado gritos de apoyo a los doce jóvenes que se han sentado hoy en el banquillo de los acusados del juzgado.

Está programado que la vista, que continuará mañana con más declaraciones de los encausados, se desarrolle hasta el 16 de marzo, cuando la Asamblea de Gamonal ha convocado una nueva concentración de apoyo a las puertas del edificio de juzgados.

Está pendiente una segunda vista para otros seis encausados, para los que se piden dos años de cárcel y 31.000 euros de indemnización por daños en el mobiliario urbanos y escaparates, han informado a Efe fuentes de la Fiscalía.

Todavía no hay fecha para la celebración de ese juicio, aunque la acusación será también de desórdenes públicos y atentado contra agentes de la autoridad.

Un portavoz del Grupo de Apoyo a los encausados, formado tras las detenciones de 2014, Óscar de la Torre, ha declarado a Efe que quienes ahora se sientan en el banquillo "ya han sufrido tres años de castigo, mientras esperaban el juicio".

Ha explicado que durante este tiempo han tenido que sufrir "incertidumbre" sobre su futuro y no han podido planificar sus vidas.

En declaraciones a los periodistas durante la concentración de esta mañana, el portavoz de la Asamblea de Gamonal, Ángel Barreto, ha considerado que este es "un juicio a todo un barrio".

Ha recordado que todos los encausados son jóvenes a los que, a su juicio, se detuvo "de forma aleatoria", lo que, en su opinión, también convierte la vista oral en "un juicio a una juventud desesperada en un mundo de ricos que les condenan a no tener esperanza".

Barreto ha insistido en que los disturbios se desencadenaron contra lo que ha calificado de "una cacicada" del alcalde y que el Ayuntamiento tuvo que dar marcha atrás pocos días después de iniciarse la "protesta vecinal", y descartar la obra que ya se había iniciado para convertir la calle en un bulevar con un aparcamiento subterráneo.