EFERío de Janeiro

El número de homicidios en Río de Janeiro aumentó un 6 % en marzo de este año, el primer incremento en 14 meses, a pesar del confinamiento social impuesto este estado brasileño para evitar la propagación del nuevo coronavirus.

De acuerdo con un informe divulgado este viernes por el Instituto de Seguridad Pública de Río de Janeiro (ISP), mientras que los índices de robo a personas, a camiones de carga y de vehículos disminuyeron en la región durante el aislamiento social, los asesinatos crecieron hasta los 383 en marzo.

Río de Janeiro comenzó a adoptar medidas de reclusión social a partir del 16 de marzo cuando declaró el estado de emergencia, que incluyó el cierre de los comercios no esenciales y la suspensión de las clases en los colegios y las visitas a los sitios turísticos.

Aunque durante el tercer mes del año se registró una caída en las tasas de los robos, los homicidios pasaron de 344 en marzo de 2019 a 383 en el mismo mes de 2020.

En el comparativo interanual, los robos callejeros se desplomaron en marzo de 11.892 a 6.941 casos y lo mismo ocurrió con el robo de automóviles que bajó de 3.775 a 2.450 casos, mientras que los casos de robo de carga descendieron un 43 % hasta los 366 casos.

La subida en los índices de homicidios, la primera después de 14 meses en continua caída, fue causada por un supuesto incremento en los enfrentamientos entre bandas de narcotraficantes que estarían disputándose puntos de venta en la región, según dijo O Globo, citando fuentes del ISP.

Río es una de la regiones de Brasil con mayor presencia de bandas de narcotráfico, que no solo actúan en algunas de las favelas de la "cidade maravilhosa" y de su zona metropolitana, sino que también comercian con drogas ilícitas en otros municipios del estado fluminense.

Aunque los índices de homicidios subieron en Río durante el aislamiento, el informe destacó la caída de las muertes a manos de la Policía.

De acuerdo con el informe, las muertes de civiles por intervención de agentes del Estado disminuyeron en marzo un 14 % frente al mismo mes del año pasado, al caer de 132 a 113 casos.