EFEPamplona

Usar el ratón del ordenador cuando se padece la enfermedad de Parkinson puede ser una pesadilla, ya que, debido a los temblores de las manos, es difícil controlar el cursor y se producen además clics involuntarios que pueden hacer desaparecer algunos ficheros, pero este problema ya no es tan importante gracias a un informático navarro.

El programador navarro Antonio Liberal, aquejado de Parkinson, ha diseñado una herramienta informática, denominada Mousehelper, que "enseña" al ordenador a minimizar esos movimientos y clics involuntarios y facilita en gran medida a las personas que sufren esa dolencia el trabajo a veces desquiciante de pulsar un icono con el cursor manejando el ratón con una mano temblorosa.

Por su proyecto, Liberal ha sido nombrado "Ingeniero del año 2021" por la Asociación Navarra de Ingenieros de Telecomunicación, un galardón que el informático recibe este viernes y que ha acogido con sorpresa y agradecimiento a su colegas de profesión.

Liberal, de 49 años y diagnosticado de Parkinson en 2016, ofrece su herramienta informática de forma desinteresada en la web www.mousehelper.cls-system.es, ya que la gratuidad "era algo que tenía claro desde el primer momento", ha explicado a Efe.

Este programa surge de las dificultades que encontró Liberal hace cinco años para manejar el ratón y continuar con su trabajo de informático una vez comenzaron los primeros signos de lo que se denomina un “Parkinson temprano”.

Los problemas para el manejo del ordenador se derivan de los temblores o rigidez en los dedos propios de la enfermedad, que provocan clics involuntarios, dificultades para desplazar el ratón o archivos que se mueven sin querer.

El desarrollo de la aplicación, ha comentado, se le ocurrió "al intentar solucionar mi problema", porque, tras ser diagnosticado de Parkinson, "yo quería seguir trabajando" y para ello necesitaba "seguir moviendo el ratón". Para ello, buscó aplicaciones informáticas que le ayudaran y no encontró nada adecuado para su problema, por lo que se puso manos a la obra y comenzó a crear su propia herramienta digital.

El programa desarrollado por Liberal en su tiempo libre, ha resaltado, "hace tres cosas muy sencillas", que son controlar la velocidad del ratón, el tiempo de pulsación de los botones del mismo y las operaciones de arrastrar y soltar un fichero. El principal valor de la aplicación, ha señalado, es que permite ajustar el ratón “en tiempo real” al grado de temblor en cada momento, ya que los síntomas del Parkinson varían durante el día.

La aplicación ha sido validada previamente por personas que conocen de primera mano estas dificultades, como otros miembros de la Asociación Navarra de Parkinson (Anapar).

Liberal está muy satisfecho de la acogida que está teniendo su aplicación entre los enfermos de Parkinson. "Hay una mujer que fue a la asociación Anapar con un sobre con 150 euros que quería donar porque el programa le había ayudado mucho" y "una chica me escribió diciendo que su padre había conseguido mover otra vez el ratón" del ordenador, ha destacado el informático navarro.

El informático ya está implementando nuevas funcionalidades y en breve presentará una aplicación que permite controlar el ratón con una palanca de juego (JoyStick) o con el teclado, y ajustar la velocidad del propio teclado para evitar pulsaciones no deseadas. "La enfermedad ha ido avanzando y al final me tengo que ir adaptando. No quiero dejar de soñar, de seguir siendo lo que quería ser de mayor, un informático", ha subrayado.

La aplicación es compatible con Windows y tiene licencia de libre uso, si bien Liberal anima en la misma a realizar un donativo a asociaciones como Anapar o la Federación Española de Parkinson.

Además, Liberal ha querido compartir su experiencia y sus vivencias diarias con la enfermedad en el blog “diariodeunparkinsoniano.cls-system.es”, que está teniendo una gran repercusión entre pacientes de Parkinson de toda España.

Este blog "quería que fuera lo más sincero posible y vaciarme" en el mismo. Empezó a escribirlo a la semana de que le diagnosticaran, sin mayores pretensiones, pero "ha ido creciendo y, cada vez que hago una entrada, hay mogollón de visitas", ha afirmado.

Por Javier Rodrigo