EFEGinebra

Expertos en derechos humanos de la ONU pidieron hoy que se retiren los cargos contra dos periodistas birmanos de la agencia de noticias Reuters, acusados de haber obtenido ilegalmente documentos de Estado de carácter secreto en una investigación relacionada con la persecución de la minoría rohinyá.

Los dos periodistas fueron detenidos el pasado diciembre y este lunes un tribunal en Birmania (Myanmar) les acusó oficialmente de haber vulnerado la Ley de Secretos Oficiales de 1923.

Los reporteros pueden ser condenados a una pena de prisión de hasta 14 años.

Los periodistas investigaban los ataques sistemáticos perpetrados por las fuerzas de seguridad birmanas contra localidades rohinyás, una minoría étnica musulmana, desde agosto pasado.

Ese episodio de extrema violencia dio lugar a uno de los mayores éxodos recientes de la región, que llevó a que 700.000 rohinyás huyeran a la vecina Bangladesh, donde viven en campamentos de refugiados que funcionan con ayuda de este país y de organizaciones humanitarias.

"Reiteramos firmemente nuestro llamado a que se libere de forma inmediata y sin condiciones a Wa Lone y Kyaw Soe Oo, y que se retiren todos los cargos contra ellos", manifestaron los expertos en un comunicado.

Según los relatores, "el procesamiento (de los periodistas) criminaliza una investigación periodística que denunciaba graves violaciones de los derechos humanos en el estado birmano de Rakhine, una cuestión de máximo interés público".

Asimismo, mostraron su preocupación por las condiciones "deplorables" en las que están siendo retenidos; incomunicados desde su detención, sin acceso a tratamiento médico y con privación del sueño.

Los expertos que firmaron el comunicado son la relatora especial para la situación de derechos humanos en Birmania, Yanghee Lee; y el relator especial para la protección de los derechos a la libertad de expresión y opinión, David Kaye.