EFEMadrid

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), que cuenta con 50.000 afiliados en la sanidad pública, no descarta convocar una huelga en protesta por la política sanitaria del Gobierno, después de que haya incumplido en más de un 95 % los asuntos acordados con los representantes de los médicos.

"No descartamos nada", ha respondido el presidente de la CESM, Albert Tomás, en rueda de prensa en la que ha hecho pública la ruptura de los acuerdos con el Gobierno y ha anunciado la intención del sindicato de movilizar a los médicos.

Los acuerdos por la sostenibilidad del Sistema Nacional de Sanidad (SNS) fueron suscritos con el Foro de la Profesión Médica (del que forma parte la CESM) el 30 de julio en el Palacio de la Moncloa, en presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y de la entonces ministra de Sanidad, Ana Mato.

El objetivo era fortalecer la sanidad pública e implicar más al médico en la gestión de la misma pero, según han denunciado, dos años y medio después "prácticamente no se ha cumplido nada" de lo suscrito.

"Tuvieron mucha prisa en firmarlos a bombo y platillo y a partir de ahí, lentitud exasperante y calma total", ha recalcado el doctor Tomás, quien ha criticado que desde que Alfonso Alonso llegó al Ministerio "todo lo que está haciendo es dar pasos atrás".

La escenificación de la ruptura va a tener lugar el próximo día 21 mediante una concentración a las puertas del Ministerio de Sanidad y la entrega de un documento con una petición de diálogo al ministro, que si no obtiene respuesta dará lugar a nuevas movilizaciones.

Paralelamente a la concentración, los sindicatos autonómicos que forman parte de la CESM van a convocar los actos de protesta "que consideren" en sus respectivas comunidades autónomas.

"Una sanidad bajo mínimos, con unas listas de espera ocultas pero que seguramente son una bomba de relojería que puede estar en cualquier momento y unos profesionales desmotivados por las trabas burocráticas del sistema y la escasez de recursos para llevar a cabo una asistencia de calidad" son algunos de los motivos por los que los sindicatos han decidido movilizar a los médicos.

El doctor Albert Tomás ha denunciado que entre 2010 y 2014 los presupuestos en sanidad se han reducido un 14 %, un descenso que ha sido más acusado en las cuentas de algunas comunidades autónomas, como Extremadura o Aragón, donde han descendido un 21 %.

Así, ha criticado las "impresionantes" diferencias entre comunidades, desde los 1.600 euros que el País Vasco destina por habitante y año a los 980 de Andalucía, que afectan tanto a la calidad asistencial como a los profesionales sanitarios.

El presidente de la CESM ha lamentado que el Gobierno no haya cumplido sus compromisos en materia de empleo, de tal forma que en estos momentos cuatro de cada diez médicos no tienen un contrato fijo.

Estos profesionales han visto recortados sus salarios en un 9,8 % y, además, el SNS ha perdido entre 5.000 y 7.000 médicos "en los últimos años", ha señalado el doctor Francisco Miralles, secretario general de la Confederación, quien ha subrayado están "realmente quemados".

Además de las peores condiciones de trabajo y la precariedad, el médico se "rebela" al ver que el paciente se siente perjudicado y que no puede ejercer con dignidad su trabajo, ha asegurado Tomás, quien ha manifestado su preocupación por la escasa reposición de material de los hospitales.

Otro "importante" motivo de decepción es el relativo a la implantación de las unidades de gestión médica, "la perla de los acuerdos", concebidas para que los médicos pudieran participar activamente en la gestión de los centros.

En contra de lo consensuado, el proyecto elaborado por el Ministerio contempla el "nombramiento a dedo" de los directores de esas unidades.

El presidente de la confederación ha lamentado también que en toda la historia de la democracia solo haya habido dos ministros médicos (Ana Pastor y Bernat Soria).

"Si los políticos que gestionan no son capaces, que se aparten y dejen a los médicos, que estamos dispuestos y seguro que lo haremos mejor que ellos", ha pedido.