EFEEstambul

"Estamos mal, muy mal", suspira un trabajador de un tanatorio municipal de Estambul. "Mucho peor que en primavera: ahora llegan cada día más de cien ataúdes, y al menos la mitad son muertos por covid".

Confirma así las cifras del Ayuntamiento, que registra cada día más de 200 fallecidos por "enfermedad contagiosa", cuando la cifra oficial de muertos por covid en toda Turquía no supera los 190.

El tanatorio de Küçükçekmece en el oeste de Estambul es solo uno de los trece que hay en Estambul. Hay un denso tránsito de camionetas con el escudo municipal: a cada rato parten con ataúdes vacíos para recoger algún fallecido en un hospital de los distritos cercanos y traerlo a este punto, donde será lavado y amortajado.

Luego, el féretro, ya cubierto de una tela verde con una frase piadosa, se coloca en una galería donde los familiares podrán velarlo un rato antes de que sea expedido con otra furgoneta a alguno de los cementerios de Estambul.

ATAÚDES EN EL "PARKING"

Son tiempos de pandemia y la galería ya no alcanza: solo caben 20 féretros, pero no paran de salir nuevas cajas de la sala de lavado. Se alinean en el "parking", bajo un toldo improvisado. Hay más de treinta cuando aparece por fin una furgoneta para llevarse alguno.

"Es muy duro. Antes de la pandemia teníamos tal vez veinte muertos diarios. Ahora son cincuenta, setenta, cien", relata a Efe Yasar, un trabajador que descansa ante el almacén de cajas de pino.

Un empleado de la sala de lavado, en bata blanca y guantes, eleva aún más las cifras: "La media en época normal era veinte o treinta, como máximo podía llegar a cincuenta. Ahora son setenta, cien o más aún, todos los días", dice.

¿Cuántos son por covid? El empleado reflexiona. "Algo más de la mitad", responde. Tiene el dato porque en el formulario figura la causa de fallecimiento. Si es "Enfermedad contagiosa" - la categoría que engloba las muertes por covid - hay que tomar medidas de protección especiales para manipular el cadáver.

"CAUSA: ENFERMEDAD CONTAGIOSA"

"No pone literalmente 'covid' pero al leer 'enfermedad contagiosa' sabemos que se trata del virus, y además hablas con los familiares y te lo confirman", señala un tercer empleado.

Según sus estimaciones, ahora llegan unos 110 cuerpos al día a este tanatorio, uno de los más importantes de la ciudad, y unos 70 de ellos son víctimas del virus.

"En el Ayuntamiento tenemos confirmado el dato de que en todo Estambul hay a diario 200 muertes por covid", subraya. "¿Cómo puede ser que en toda Turquía solo haya 190, como dice el Gobierno?", plantea.

La misma pregunta la ha hecho en público el propio alcalde de Estambul, Ekrem Imamoglu, miembro del partido socialdemócrata CHP, el mayor de la oposición, que gobierna desde junio de 2019 esta urbe de 16 millones de habitantes, una quinta parte de la población del país.

250 MUERTOS MÁS AL DÍA

El registro municipal de defunciones es accesible en internet: constan nombre y apellido de los fallecidos y a veces el cementerio donde fue enterrado. No consta la causa. Pero es fácil de observar el impacto de la pandemia: durante los últimos años, hasta febrero pasado, el número diario de óbitos oscilaba entre los 200 y los 220.

En los peores días de la primera oleada de la pandemia, en abril, alcanzaba 300. El jueves de esta semana llegó a 455.

En otras palabras, el exceso de mortalidad diaria roza las 250 personas solo en Estambul. Quizás sea la ciudad más afectada del país, pero no sería extraño pensar que el total de fallecimientos diarios por el virus en toda Turquía, país de 80 millones de habitantes, se esté acercando ya a mil.

"A ver cuándo pasa todo esto", se desespera un trabajador. Pero no es muy optimista. "A la gente no le da miedo el covid. Te dicen que su familiar ha fallecido por el virus, y aún así, cuando lo lavas, se acercan a darle un beso al muerto, un último abrazo...;así, ¿cómo se va a parar la pandemia?", se pregunta.

Ilya U. Topper