EFEBerlín

La situación en Alemania, donde los nuevos contagios por coronavirus alcanzaron un nuevo máximo con 11.287 en un día, es "muy seria" y "preocupante", aunque con un esfuerzo colectivo "existe todavía una oportunidad de contener la propagación del virus", aseguró hoy el Instituto Robert Koch (RKI) de virología.

"Todo el mundo puede contribuir, no estamos indefensos" dijo el presidente del RKI, Lothar Wieler, en una rueda de prensa para evaluar la evolución en Alemania, donde ayer, con una incidencia de 51,3 casos por 100 habitantes en siete días, se superó en el conjunto del país el nivel considerado crítico por las autoridades.

Para ello, llamó a la población a cumplir las reglas básicas de distanciamiento, higiene y uso de mascarilla, además de airear los espacios cerrados.

Advirtió, no obstante, que el coronavirus "se seguirá propagando con fuerza" en algunos lugares, quizás incluso "de manera incontrolada", y que continuarán subiendo el número de casos graves y de muertos.

Se trata, recordó, de una situación "muy dinámica", con un "aumento radical" de los contagios y un crecimiento continuado y cada vez más rápido de semana en semana desde principios de septiembre.

Si a principios de octubre las autoridades sanitarias contabilizaban entre mil y 4.000 nuevos casos diarios, en tanto se registran entre 4.000 y 11.000 en 24 horas y en los últimos siete días la cifra de nuevos positivos triplica la de hace dos semanas, precisó.

La incidencia semanal por cada 100.000 habitantes se sitúa hoy en 56,2, frente a 20,2 hace catorce días y a 3 a principios de junio, agregó.

MÁS POSITIVOS CON NIVEL DE TESTEO CONSTANTE

Wieler rechazó por "incorrecta" la idea de que ahora se estén detectando más positivos por haber aumentado el testeo respecto al primer pico de la pandemia en marzo y abril.

"A pesar de que testeamos mucho, el número de positivos también crece, y en todos los grupos de edad", afirmó.

Si en el pico de marzo el porcentaje de positivos detectados ascendía al 9 %, en la semana 31 del calendario - entre el 27 de julio y el 2 de agosto- se situaba, ya con un mayor testeo, por debajo del 1 %.

Con un nivel de test desde esa fecha de entre 1,1 y 1,2 millones semanales, el número de positivos "aumenta de semana en semana de forma continuada" hasta más del 3 % en la actualidad, indicó.

EL ÁMBITO PRIVADO COMO FOCO DE CONTAGIOS

Por otra parte, Wieler destacó que los nuevos contagios se concentran actualmente en el ámbito privado, es decir, en fiestas privadas, reuniones con amigos y en familia, donde las distancias son menores.

Las personas se contagian en estos encuentros y llevan después el virus a sus hogares, señaló.

En general, "la posibilidad de que el virus se propague" es mayor en aquellos lugares donde se reúne gente, donde la interacción es más intensa, dijo.

El objetivo ahora es mantener cifras que las autoridades sanitarias, los hospitales y los médicos puedan manejar, así como sumar el menor número de nuevos contagios para evitar muertes y desarrollos graves de la enfermedad y poder vivir el día a día con las menores restricciones.

SE LEVANTA LA RECOMENDACIÓN DE NO VIAJAR A CANARIAS

Entre las restricciones que se levantaron hoy figura la recomendación de viaje, que desde este sábado excluye a las Islas Canarias de la lista de territorios adonde las autoridades alemanas aconsejan no viajar, aunque se mantiene en ella el resto del territorio español.

El RKI actualizó la lista de territorios a los que se recomienda no viajar por la elevada incidencia del coronavirus y por ejemplo incluyó por primera vez a todo el del Reino Unido, Polonia, Suiza e Irlanda y agregó zonas de Italia como Roma, Venecia y Milán.

En el repaso de la situación en territorio alemán los reponsables del RKI comunicaron que el total de positivos desde que se dio a conocer el primer contagio en el país a finales de enero se sitúa en 392.049, con 9.905 víctimas mortales, 30 más en un día.

Alrededor de 306.100 personas han superado la enfermedad, lo que sitúa los casos activos en unos 76.000.

En las unidades de cuidados intensivos se encuentran actualmente 964 pacientes con coronavirus, de los cuales 430 requieren respiración asistida, según el registro de la Asociación Interdisciplinar Alemana de Cuidados Intensivos y Medicina de Urgencia (DIVI).

Y aumentan las circunscripciones alemanas que no sólo superan la marca critica de 50 contagios por 100.000 habitantes en siete días, sino, como en el caso de una treintena de distritos, rebasan incluso los cien.

Circunscripciones como Berchtesgaden, donde desde las 14.00 horas del martes rige un parón de la vida pública similar al impuesto durante la primera ola de la pandemia, la incidencia asciende incluso a 292,6 nuevos positivos por 100.000 habitantes en una semana; en el barrio berlinés de Neukölln este valor se sitúa en 214,6.