EFECiudad de México

Centenares de madres de personas desaparecidas en México reclamaron este lunes soluciones urgentes ante las alarmantes cifras y recordaron que, a pesar de ser el Día de las Madres, para ellas "ya no hay 10 de mayo".

"Venimos a reclamar porque para nosotros ya no hay 10 de mayo. Tengo un hijo desaparecido y destrozaron toda una familia", relató María de Jesús González, cuyo vástago desapareció en 2010 después de que se lo llevaran a él y a otros dos jóvenes de una fiesta multitudinaria en Torreón, en el norteño estado de Coahuila.

Como ella, las familias de 86.663 personas no localizadas desde 2006 viven esta fecha tan señalada para la mayoría de los mexicanos como un recordatorio de que sus hijos ya no están y de la crudeza de la crisis histórica de desapariciones que afronta el país.

De las 86.663, más de la mitad (44.174) han desaparecido desde que Andrés Manuel López Obrador asumió la presidencia de México en diciembre de 2018.

La guerra contra el narcotráfico iniciada en México en 2006 por el entonces presidente Felipe Calderón (2006-2012) todavía no termina y las víctimas suelen ser hombres y mujeres jóvenes a las que se les pierde el rastro.

Otro de los grandes problemas sin resolver en el país es la trata de personas, que en muchos casos está relacionada con el narcotráfico.

María del Carmen piensa que puede que su hija, Pamela Gallardo, haya desaparecido por algún asunto relacionado con la trata.

"Hijita, donde tú estés siempre te voy a seguir buscando. A cada una de ustedes como una gran mamá. No les pertenecía privarlas de la libertad, ser esclavas de la trata, de un narco. Si tú desapareciste a mi hija devuélvemela", dijo María del Carmen a Efe en un mensaje dirigido a Pamela.

Pamela desapareció el 5 de noviembre de 2017 a la edad de 23 años en la colonia (barrio) San Miguel Ajusco, en la alcaldía de Tlalpan del sur de la urbe. Asistía a un concierto de música con su novio y unos amigos.

Desde entonces, su familia no ha tenido ninguna noticia sobre su paradero, en un país donde la violencia se ensaña con las mujeres y cada día más de 10 son asesinadas.

UNA HISTORIA QUE SE REPITE

Y la historia se repite en muchos casos, por lo que las madres reunidas este lunes caminaron desde el Ángel de la Independencia hasta el Monumento a la Revolución, dos puntos emblemáticos de la capital.

María Jesús, por su parte, mostró su indignación ante las palabras que algunos les dedican a las madres en su lucha, a las que dicen que "están locas por tantas horas de camino en camiones (autobuses) malos".

"Pero la verdad si no hablamos esto no para. La lucha no es nada más por el que no está sino por los que tenemos todavía en casa. Tenemos hijos, tenemos nietos esta lucha es por ellos. ¿Qué queremos? ¿Qué quiero? Que pueda morirme con algún resultado", sentenció.

Sin embargo, coincidieron en que no está cambiando la situación, a pesar de "las promesas de López Obrador", quien desde que inició su campaña y tomó posesión como presidente en 1 de diciembre de 2018 consideró los desaparecidos como una máxima prioridad.

"RETROCESOS" EN LA LEY

La Oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) expresó este lunes su solidaridad con las madres de los desaparecidos en el país, a la vez que recordó "la importancia de garantizar los derechos a la verdad, la justicia y reparación".

Los familiares de las víctimas aseguran que no solo no hay avances, sino que hay "retrocesos" y que las autoridades no están trabajando en la dirección correcta.

"Siguen las búsquedas lentas, sigue la simulación y vamos en retroceso (...) aunque desde el día uno de gobierno el discurso fue que los desaparecidos son prioridad", dijo a Efe María Antonia Melo, hermana de Matusalén Melo, desaparecido en 2009.

Varias agrupaciones que buscan a personas desaparecidas protestaron contra la reforma de la Ley de la Fiscalía General de la República (FGR), que, aseguraron, es un retroceso en el derecho de acceso a la justicia tanto de los familiares como de las víctimas.

“La Ley aprobada (...) merma la responsabilidad de una de las instituciones del estado: la Fiscalía General de la República, hacia las víctimas, la verdad y la justicia”, indicó en un comunicado la organización Movimiento por nuestros desaparecidos en México.

La madre de Pamela recordó que el próximo 6 de junio se celebrarán las elecciones más grandes de la historia de México, por lo que muchos políticos se acercaron a los familiares de las víctimas para ofrecerles su apoyo.

"Ellos prometen y a la mera hora no cumplen. Para ellos mientras que tú des un voto... yo daría un voto para una madre, yo daría un voto para una hija desaparecida", consideró María del Carmen.

Durante la marcha, las asistentes gritaron consignas como "10 de mayo no es de fiesta, es de lucha y de protesta", "Ni una desaparecida más" o "Hija, escucha, tu madre está en la lucha", y se dieron momentos muy emotivos cuando algunas madres salieron a hablar sobre los casos de sus familiares que tenían todos ellos un final pendiente.