EFEMadrid

La Comunidad de Madrid, la más afectada de España por la pandemia de COVID-19, pondrá el marcha el próximo lunes una serie de restricciones a la movilidad en 37 áreas sanitarias en las que viven más de 850.000 personas.

La tercera parte de los contagios registrados en el país en las últimas 24 horas se ha producido en Madrid: 1.553 de los 4.697 casos totales. La incidencia acumulada de casos, las muertes y la tensión hospitalaria son bastante mayores en esta comunidad que en el resto de España.

Ante esta situación, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado este viernes la limitación de las reuniones a seis personas en toda la región y restricciones en 37 áreas sanitarias de la capital, Fuenlabrada, Humanes, Moraleja de Enmedio, Parla, Getafe, San Sebastián de los Reyes y Alcobendas.

Se trata de zonas con una incidencia acumulada del virus superior a 1.000 casos por 100.000 habitantes (la media nacional es de 267,8) donde viven 855.000 personas, el 13 % de la población de la región, y en la que se registran el 24 % total de positivos de la comunidad.

En estos lugares se restringen a partir del lunes los movimientos de los ciudadanos (salvo desplazamientos por motivos laborales, sanitarios o educativos), se cierran los parques, se limitan aforos y horarios de restaurantes a las 22 horas.

"Sabemos que vienen semanas difíciles, momentos muy complicados", ha reconocido la presidenta de la Comunidad de Madrid, que ha señalado el incumplimiento de cuarentenas y el exceso de confianza en entornos familiares como dos de los principales problemas de la evolución de la epidemia en la región.

Ha asegurado que las nuevas medidas, que entrarán en vigor el lunes por un periodo inicial de 14 días, forman parte de una estrategia "dirigida a diagnosticar a todas las personas que están en estos perímetros".

En Madrid, según el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, el 17 % de las camas hospitalarias están ocupadas por pacientes de COVID, una cifra que se eleva hasta el 41 % en las camas de UCI. En España, la tensión asistencial se encuentra en una media del 8,7 %.

El consejero ha reconocido que hay "escasez" de profesionales sanitarios en Atención Primaria y un retraso en los resultados de las pruebas PCR, al haber multiplicado "por diez" la capacidad diagnóstica.

El próximo lunes, Díaz Ayuso se reunirá con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para coordinar unidos medidas contra el avance del coronavirus.

Sin embargo, ha adelantado que la Comunidad quiere evitar "a toda costa" el confinamiento y el estado de alarma porque "sería el desastre económico".

"Vamos a crear un espacio de colaboración y poner en marcha una nueva orden que entra en vigor el lunes, donde necesitamos la fuerza del Estado. Necesitamos las herramientas que no tenemos como Gobierno autonómico, sobre todo, en materia de seguridad ciudadana", ha sostenido Díaz Ayuso.

En esa línea de colaboración, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha afirmado que la Comunidad de Madrid puede disponer de más rastreadores de las Fuerzas Armadas, al margen de los 150 que ya están operativos.

EVOLUCIÓN DE LA PANDEMIA EN ESPAÑA

En toda España, el Ministerio de Sanidad ha notificado 14.389 nuevos contagios por coronavirus, 4.697 en las últimas 24 horas, con lo que la cifra de infecciones se eleva a 640.040.

El número de fallecidos es de 30.495 personas desde el inicio de la pandemia, con 90 muertes más que el jueves.

Al margen de la Comunidad de Madrid, el País Vasco (490 contagios); Andalucía (430) y Aragón (419) son las comunidades que más positivos han reportado en las últimas 24 horas.

El número de personas ingresadas con COVID-19 es de 10.143 (140 más que el jueves), de ellas 1.345 en unidades de cuidados intensivos (14 más). Además, en las últimas 24 horas se produjeron 1.299 ingresos y 1.091 altas.

El presidente de Asturias -una de las comunidades con menor incidencia de casos-, Adrián Barbón, ha hecho un llamamiento al resto de las autonomías para que "tomen decisiones" para frenar la pandemia y ha afirmado que si él estuviera al frente de alguna de las que tiene una peor situación epidemiológica no duraría en pedir al Gobierno la declaración del estado de alarma en su territorio.

En el ámbito escolar, cuando se cumplen apenas dos semanas del inicio del curso presencial, las incidencias que está provocando el coronavirus en las aulas se han elevado a casi 700.

No obstante, los problemas en los colegios e institutos siguen siendo minoritarios respecto a los más de 28.500 centros educativos que existen en España: se han producido al menos 565 cierres de clases y 120 de centros educativos, según ha detallado a Efe la Confederación Intersindical STES.