EFEMadrid

La Comunidad de Madrid ha reducido su incidencia acumulada de coronavirus en los últimos catorce días hasta los 245 casos por 100.000 habitantes, por lo que sale de la situación de riesgo extremo, que se sitúa por encima de los 250 casos.

El viceconsejero madrileño de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, ha ofrecido estos datos en la rueda de prensa para analizar la situación epidemiológica y asistencial de la región.

La incidencia acumulada de la Comunidad de Madrid a catorce días ha bajado 60 puntos respecto a la de hace una semana, cuando se situaba en 305, frente a los 245 casos actuales.

También ha destacado Zapatero que la incidencia acumulada a siete días se sitúa en 111 casos, lo que es "relevante" porque indica cuál será la tendencia en la próxima semana.

El viceconsejero de Salud Pública ha señalado "la clara tendencia descendente" de los casos de coronavirus en el último mes y ha especificado que el último informe epidemiológico correspondiente a la semana del 22 al 28 de febrero muestra una disminución de los casos del 23 por ciento con respecto a la semana anterior y el porcentaje llega al 44,6 si se compara con hace quince días.

A nivel asistencial, se mantiene la misma tendencia descendente, aunque siguen ingresados miles de pacientes en los hospitales de la región.

A día de hoy, hay 2.263 pacientes ingresados -1.749 en planta y 514 en la UCI-, lo que supone 334 pacientes menos que la semana pasada.

Los nuevos ingresos también continúan en descenso, con una bajada de más de la mitad desde febrero hasta ahora al pasar de los 2.899 acumulados en la primera semana de febrero a los 1.277 que se han registrado en esta última semana.

En la Comunidad de Madrid, ya se han administrado más de 600.000 vacunas, de las que más de 90.000 se han aplicado a personas de 80 y más años, más de 36.000 a las Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad, Emergencias y Protección Civil, más de 34.000 a docentes, más de 2.500 a grandes dependientes de grado 3.