EFEInnsbruck (Austria)

El ministro español del Interior, Fernando Grande Marlaska, expresó hoy la "voluntad real" de cumplir con la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que obliga al Gobierno a tramitar las solicitudes de asilo que le correspondían por las cuotas establecidas a nivel europeo tras la crisis de 2015.

"El actual Gobierno la recibe como todas las resoluciones judiciales, con el respeto, consideración y voluntad real de cumplirla", afirmó Grande Marlaska a su llegada a un Consejo informal de ministros de Interior de la UE en Innsbruck (Austria).

El titular de Interior subrayó que este asunto es una "prioridad" pese a la "difícil" situación de la Oficina de Asilo y Refugio (OAR), la entidad que gestiona las solicitudes entrantes y que, según afirmó el ministro ante la comisión de Interior del Congreso el pasado 4 de julio, "no tiene la capacidad necesaria para gestionar las solicitudes que se reciben".

No obstante, el ministro aseguró que es una prioridad "porque en la oficina de asilo y refugio se tratan derechos y libertades fundamentales de muchas personas que vienen de terceros países y necesitan una respuesta en tiempo".

Grande Marlaska afirmó que el objetivo del Gobierno es, "independientemente de la sentencia", cumplir "con todos los acuerdos internacionales", ya que, pese a que las cuotas de refugiados son un compromiso del anterior Ejecutivo, "es un compromiso de Estado".

Sobre el Consejo informal en el que participa hoy con los ministros del ramo de la UE, Grande Marlaska llamó a "seguir evaluando cuál es la regulación más oportuna" y la que pueda generar un mayor "consenso" a la hora de reformar el sistema de Dublín, que regula el asilo en la UE.

"Tenemos que tener prisa en tomar medidas que garanticen la seguridad de nuestras fronteras, de los flujos migratorios, pero siempre en términos de humanidad", afirmó.