EFEBarcelona

Decenas de sociedades científicas del ámbito de la medicina han suscrito un manifiesto que insta a limitar la interacción social para frenar la expansión del coronavirus y que avisa que también afecta a los jóvenes, pues "no es un catarro".

El manifiesto lo ha presentado este miércoles el jefe de Enfermedades Infecciosas del Hospital del Mar, Pablo Horcajada, en una rueda de prensa junto a la secretaria de Salud Pública de la Generalitat, Carmen Cabezas, y el responsable del Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic, Antoni Trilla.

El documento apela a los medios de comunicación a dar una información "veraz, actualizada y continuada" sobre la alta transmisibilidad del virus y del nivel de saturación del sistema sanitario.

También apela a vacunarse lo antes posible, limitar el número de contactos sociales, evitar reuniones de más de 10 personas, reducir los desplazamientos, fomentar el teletrabajo y usar la mascarilla siempre ante cualquier contacto social.

En este sentido, Horcajada ha apelado a la responsabilidad individual para "construir una muralla contra esta ola".

Ha advertido de que la "epidemia ha cambiado y esto ya no es como Wuhan (China)", y ha subrayado que "esto de que a los jóvenes no les pasa nada, que es un catarro, es mentira".

En esta línea, ha explicado que en el Hospital del Mar "más de la mitad de pacientes tienen menos de 50 años", entre ellos "un chico de 17 años, que está grave", ha asegurado.

Por su parte, Trilla ha destacado la importancia de que todo el mundo se vacune con pauta completa y, a partir de ahí, se podrá valorar si se requiere estar inmunizado para entrar a locales.