EFEBarcelona

El presidente de Médicos sin Fronteras (MsF) en España, David Noguera, ha hecho un llamamiento a los gobiernos de España e Italia para no ceder frente a los discursos xenófobos y a liderar una respuesta "valiente, humana y solidaria" ante la crisis migratoria del Mediterráneo.

En una entrevista con Efe, Noguera ha calificado la actuación del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, de "espectáculo lamentable, innecesario, y caricaturesco", y la del gobierno español de "errática y cambiante" en relación a la gestión del desembarco de los migrantes rescatados por el barco de la ONG española Open Arms.

Sobre el buque de salvamento del Ocean Viking operado por MsF, en el que esperan 356 refugiados rescatados en el mar, Nogueras ha explicado que están "atrapados en un laberinto absurdo entre administraciones y gobiernos que intentan solucionar la crisis caso por caso".

"Se trata de un colectivo muy vulnerable que ha pasado por experiencias extremadamente traumáticas, con sufrimiento físico y moral, y alargar la situación no favorece. Tienen que ser desembarcadas cuanto antes", ha recalcado.

Noguera ha afirmado que en episodios como el del Ocean Viking o el del Open Arms se ha puesto de relieve una falta de políticas "valientes y decididas" por parte de la Unión Europea para hallar una solución que, ha dicho, "a todos se nos antoja como evidente", y evitar así "tormentas mediáticas innecesarias".

"Es necesario un mecanismo de rescate eficaz para que los inmigrantes sean llevados a un puerto seguro los más rápidamente posible, y que una vez allí presenten sus peticiones de asilo", ha explicado Noguera.

El presidente de MsF en España también ha reclamado desembarcar a los migrantes del Ocean Viking en algún puerto de Italia o Malta por ser los más cercanos y seguros, pero ha señalado que están abiertos a otras alternativas

"Un puerto seguro tiene que ser en un lugar donde sus derechos y dignidad sean respetados, y todos sabemos que los de Libia no son el caso", ha recalcado.