EFEBarcelona

La evolución de la covid mejora en Cataluña, con la velocidad de propagación por debajo de 1, y una reducción de los contagios -3.809 reportados hoy por los 4.390 de ayer- y de fallecidos -70 hoy por 131 ayer-, aunque los enfermos en UCI siguen aumentando y se sitúan en 659, 28 más que el día anterior.

Según los datos actualizados este sábado por el Departamento de Salud, en los hospitales catalanes están ingresadas 2.853 personas con la covid-19, 33 menos que ayer, de las que 659 están graves en la UCI.

Entre los datos positivos, destaca el riesgo de rebrote, que baja y se sitúa en 603 (34 menos que ayer), y la velocidad de propagación, por debajo del 1, en concreto en 0,97, en el sexto día consecutivo de reducción de este parámetro.

Esta velocidad de contagio (Rt) supone que cada 100 personas con coronavirus contagian a 97, lo que implica un descenso del ritmo de las infecciones.

Además, la positividad de las pruebas de coronavirus también baja y se sitúa en el 7,68 %, cuando ayer era del 8,10 %, aún lejos del 5 % que recomienda la OMS.

Con los 3.809 casos de coronavirus diagnosticados en las últimas 24 horas, el número de contagios reportados en Cataluña desde el inicio de la pandemia se eleva a 479.195, mientras que 18.554 personas han fallecido por esta causa.

El Departamento de Salut de la Generalitat estima que, según datos epidemiológicos, el 14 de febrero, fecha que se mantiene provisionalmente para celebrar las elecciones catalanas, habrá entre 140.000 y 160.000 personas confinadas por la covid y otras 700 en las UCI de los hospitales.

Marc Ramentol, secretario general del Departamento de Salud, ha informado este sábado de los escenarios con los que trabaja la conselleria para la fecha de las elecciones.

Y ha incidido en que los datos de evolución de la pandemia conocidos este sábado confirman que estamos "en el altiplano" de la tercera ola, pero que eso no permite transmitir un mensaje de "optimismo" y "tranquilidad" ni desdibuja el escenario apuntado por su departamento para la fecha de las elecciones si no se acelera la propagación de la cepa británica, de la que se han detectado 39 casos en Cataluña.

"Todo hace pensar -ha agregado- que no será el contexto (...) más propicio para promover un proceso electoral con plenas garantías, seguridad, etcétera. Pero, si a pesar de todo, inexplicablemente el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) insiste en hacer caso omiso a las recomendaciones de nuestro expertos, habrá que hacerlas con las máximas condiciones sanitarias posibles".

Esas medidas, ha explicado en TV3, han sido estudiadas en los últimos meses por los departamentos de Salud, Interior y Exteriores -con competencias en procesos electorales-, e incluyen, además de test de antígenos a los miembros de las mesas, el control de flujos en las mesas, de colas, y de entradas a los colegios, entre otras.

Respecto de la cepa británica, Ramentol ha indicado que en Cataluña hay diagnosticados 39 casos, algunos sin ninguna vinculación con el Reino Unido, por lo que "no se puede descartar que encontremos otros casos".

"Estamos haciendo un esfuerzo importante de secuenciación en Cataluña", ha añadido, ya que "se trata de una cepa con propagación mucho más amplia", si bien aún no se ha confirmado que sea más peligrosa.

Ramentol ha vuelto a pedir competencias para que la Generalitat pueda decretar el confinamiento domiciliario, aunque ha obviado precisar si es necesario aprobar su implantación, y ha solicitado de nuevo a los ciudadanos que cumplan con las cuarentenas y reduzcan la movilidad y los contactos.

El secretario general de Salut ha indicado, además, que en Cataluña se están dispensando todas las vacunas de que se dispone y que, si recibiera más, estarían en disposición de ser administradas.

El coordinador asistencial de la UCI del Hospital Clínic de Barcelona, Miquel Sanz, ha lamentado este sábado en las redes sociales la falta de médicos y enfermeras para hacer frente a una "dura" tercera ola.

Sanz ha escrito un mensaje en el que explica que las UCI del Clínic están "a rebosar", que "no tienen suficientes enfermeras" y van "muy justos de médicos", lo que ha derivado en que "la situación esté al límite".

"Si no bajan los ingresos, sufriremos mucho", dice Sanz, quien augura que esta tercera ola "será dura".

Asimismo, el catedrático de farmaco-epidemiología de la Universidad de Oxford Daniel Prieto-Alhambra cree que Cataluña "no se puede permitir" una velocidad de propagación de alrededor del 1 y defiende mayores restricciones.

En declaraciones a RAC-1, el investigador catalán ha asegurado que "la nueva variante aumenta mucho la trasmisibilidad y hace que, con las medidas que tenemos en Cataluña, sea bastante probable que no se consiga mantener la R por debajo de 1.

En este contexto, ha señalado que "se me hace difícil pensar cómo se podrá votar" el próximo 14 de febrero, si se mantiene finalmente esta fecha. "Se debería ser muy imaginativo y pensar en soluciones para minimizar el riesgo porque, si no, el riesgo de contagio durante la votación puede ser alto", ha advertido.