EFEJerusalén

Decenas de miles de judíos fueron bendecidos hoy por la casta sacerdotal, en una multitudinaria ceremonia que tiene lugar dos veces al año frente al Muro de las Lamentaciones, en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

En el conocido como Birkat Kohanim, Bendición de los "Cohanim" (literalmente "sacerdotes"), cientos de clérigos apellidados Cohen -descendientes varones del bíblico Aron, hermano de Moisés- bendicen a los presentes, coincidiendo con la celebración del Pésaj, Pascua Judía.

Durante esta festividad, que comenzó al atardecer del viernes y conmemora durante una semana la salida del pueblo judío de Egipto tras librarse de la esclavitud, los creyentes acuden a la masiva bendición así como lo hacen durante el Sucot -Fiesta de los Tabernáculos-, en la segunda mitad del año.

La ceremonia se realiza frente al principal vestigio del Segundo Templo de Jerusalén, a los pies de la Explanada de las Mezquitas, en la que ubican lo que denominan Monte del Templo, el lugar más sagrado para el judaísmo.

Los hombres, ataviados con mantos de rezo, de color blanco con rayas negras o azules, rezan en comunión en el área reservada para ellos, y las mujeres en uno de los laterales, separados por una barrera.

La Policía reforzó las medidas de seguridad, dada la alta afluencia de personas, tanto dentro como en los alrededores de la ciudad amurallada, situada en la parte este ocupada de la Ciudad Santa.