EFEPekín

La población de minorías étnicas en la región noroccidental china de Xinjiang es de 14,93 millones, el 57,76 % del total, mientras que los han, la etnia mayoritaria en el país, suman 10,92 millones, el 42,24 % del total, según el último censo del país asiático.

Funcionarios regionales de la provincia indicaron hoy que la población de las llamadas minorías étnicas -algunas de ellas, como los uigures, de religión musulmana- y de los han aumentaron "de forma continuada" en la última década hasta sumar 25.852.345 personas en total, recoge hoy el diario Global Times.

Esta última cifra supone un aumento de 4,04 millones de personas respecto al censo de 2010, acota la agencia estatal Xinhua.

De acuerdo con el último censo nacional presentado el pasado día 11 de mayo y elaborado cada diez años, China cuenta ahora con casi 1.412 millones de habitantes, aunque en aquel momento no se aportaron datos a nivel regional.

Varias potencias occidentales, con Estados Unidos a la cabeza, denunciaron en mayo ante la ONU los supuestos abusos del Gobierno chino contra la minoría uigur y otras etnias que residen en Xinjiang, elevando la presión contra Pekín, que niega todas las acusaciones y las califica como un pretexto para hacerle daño.

Estos países denunciaron la existencia de graves abusos en la provincia -con minorías como la uigur sufriendo detenciones masivas, torturas y trabajos forzados-, y algunos Gobiernos, incluido el estadounidense, hablaron de la existencia de un "genocidio".

Portavoces del Gobierno local de Xinjiang han rechazado en numerosas ocasiones que existan esterilizaciones forzosas u otras practicas para reducir la población uigur en la zona.

En marzo, China anunció represalias contra Reino Unido, la Unión Europea y Estados Unidos por sus sanciones a cuenta de Xinjiang como parte de una estrategia para repeler lo que considera injerencias en sus asuntos internos.

Además, el Comité Permanente de la Asamblea Nacional Popular (ANP, Parlamento) de China aprobó el pasado jueves una ley contra las sanciones extranjeras para "salvaguardar la soberanía nacional, su dignidad y sus intereses fundamentales".