EFEMadrid

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) abre el periodo de información pública del proyecto de Real Decreto para la concesión de los permisos de acceso y conexión a redes de transporte, y distribución de energía para la instalación de nuevas plantas de energías renovables.

El decreto, que forma parte de la norma sobre las nuevas subastas renovables, también en información pública, completará el marco normativo del Gobierno para facilitar el despliegue masivo de energías renovables en la próxima década, con un total de 60 gigavatios (GW) previstos, ha anunciado este viernes el Miteco.

El marco normativo permitirá trasladar a los consumidores el ahorro que conlleva una mayor penetración de energías renovables en el sistemas energético español, al ser la vía de generación más económica en la actualidad.

El nuevo proyecto de Real Decreto procede del Real Decreto-ley 23/2020, convalidado por el Congreso de los Diputados el pasado 15 de septiembre, que incluye un paquete de medidas para impulsar la transición energética hacia un sistema eléctrico 100 % renovable, para favorecer la reactivación económica, en línea con el Pacto Verde Europeo.

Para ello, la normativa fija un plazo de tres meses para que el Ejecutivo y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) aprueben la regulación sobre los nuevos derechos de acceso y conexión.

El proyecto establece que el criterio general para otorgar los derechos de acceso y conexión será la prelación temporal, y se empleará como indicador la fecha de presentación de la solicitud ante el gestor de la red o la de la subsanación de ésta.

En el caso de coincidir dos solicitudes de forma simultánea, la normativa determina que se empleará como indicador la fecha adecuada de constitución de las garantías económicas.

En este criterio general se establecen tres excepciones concretas: las instalaciones adjudicatarias en los posibles en los concursos de capacidad, la hibridación de instalaciones con permisos de acceso y conexión solicitados; y las instalaciones con permisos caducados o cuyos promotores renuncien a los mismos, con la presentación de la solicitud dentro del primer mes tras la aprobación del Real Decreto.

En este caso, recibirán prioridad de acceso respecto a otras solicitudes que puedan presentaron en los mismos nudos donde tuvieron concedido el acceso y conexión, al acreditar avances en el desarrollo del proyecto que demuestren que se trata de proyectos firmes.

Además se acreditará que la instalación tenga la declaración de impacto ambiental y garantías constituidas de 250 euros por kilovatios instalados, frente a los 40 que se establecen con carácter general.

El texto contempla la posibilidad de convocar concursos de capacidad donde únicamente podrán participar instalaciones de generación renovable, que pueden incluir además almacenamiento.

Para ello, se seguirán criterios de mérito que permitan maximizar el volumen de energía renovable, así como criterios temporales asociados a la inyección de energía, al primar las plantas que puedan estar activas antes.

El incentivo del Gobierno por la hibridación renovable, que combina diferentes tecnologías en una misma planta, se completa en este proyecto de Real Decreto.