EFEMadrid

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha expresado su confianza en que el próximo curso escolar, que ya se está empezando a preparar, comience sin ninguna incidencia, ya que todo apunta a que los rebrotes están controlados y no se va a producir una segunda oleada de covid-19.

Así lo ha asegurado Montero en una entrevista concedida a Efe, en la que también ha insistido en que en la "hoja del ruta" del Gobierno no figura la aplicación del estado de nuevamente en ninguna parte del territorio.

"Los indicadores epidemiológicos no apuntan en esa dirección ni ningún gobierno autonómico lo ha solicitado", ha manifestado la portavoz, aunque ha subrayado que el Ejecutivo utilizará "toda su capacidad normativa donde fuera imprescindible, como ha hecho hasta ahora".

Montero ha recordado que el Gobierno ha remitido a las comunidades 2.000 millones del Fondo Europeo de recuperación por la pandemia de covid-19 para que "la puesta de largo del curso escolar en septiembre se haga con todas las condiciones de seguridad".

Pero ha insistido en que las competencias educativas radican en las comunidades que son las que "tienen la última palabra" para decidir sobre la disposición de los niños en las aulas, la separación entre ellos, la combinación de clases virtuales con presenciales o la distribución de material para que no haya brecha digital.

Estos asuntos volverán a ser analizados por los responsables autonómicos en la Conferencia de Presidentes que se celebrará en la última semana de agosto.

El pasado junio los ministerios de Educación y Sanidad elaboraron la Guía de Recomendaciones para el curso 20-21, con las aportaciones de las comunidades, que contempla las medidas de prevención e higiene que se tienen que adoptar, así como la reorganización de los espacios en los centros educativos.

El documento, que puede ser adaptado en cada comunidad, permite a los gobiernos autonómicos a ampliar el número de alumnos de Educación Infantil y Primaria que podrán formar parte de los "grupos de convivencia", aunque establece que deberán ser "de entre 15 y 20".

Además, Educación ha creado una Comisión de Trabajo para analizar y evaluar, junto a las autoridades sanitarias, la evolución y el impacto de la pandemia en el ámbito de la educación no universitaria y de la FP, y en su caso adoptar las medidas necesarias de cara al inicio y desarrollo del próximo curso.

La información obtenida de ese seguimiento servirá para efectuar las recomendaciones y adoptar las decisiones precisas en respuesta a las situaciones que se produzcan, en coordinación y colaboración con las administraciones educativas y sin perjuicio de las competencias que el ordenamiento jurídico vigente reconoce a las comunidades autónomas. EFE

oli.bf/mcm

(vídeo) (foto) (audio)