EFEMadrid

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha negado que existan discrepancias en el Gobierno de coalición sobre la tramitación de la ley de Libertad Sexual y ha asegurado que "hay acuerdo y consenso total" del Ejecutivo para que esta norma esté lista en la semana del 8M.

"En el caso de que tengamos discrepancias, las vamos a resolver siempre de puertas para adentro y ahora mismo no hay ninguna", ha subrayado Montero este viernes en una entrevista en Telecinco tras las primeras tensiones surgidas en el Gobierno a cuenta del proyecto de ley integral por la protección de la libertad sexual y contra las violencias sexuales.

Montero ha incidido en que la aprobación de este proyecto de ley no es una "postura" del Ministerio de Igualdad, sino del conjunto del Gobierno y es así, ha dicho, no sólo por la urgencia que tiene acatar el Convenio de Estambul para proteger las libertades sexuales, sino para implantar medidas de prevención y sensibilización con las que las mujeres se sientan "acompañadas, seguras y protegidas".

"Hay acuerdo y consenso total por parte del Gobierno de que esta ley tiene que salir para el 8M y de que tiene que ser la primera ley que impulsemos", ha afirmado la ministra, que ha admitido sentirse "muy contenta y orgullosa".

Tras incidir en que la "base" de esta ley radica en que el consentimiento sea la clave en la tipificación de los delitos sexuales (que sólo sí sea sí), como establece el Convenio de Estambul, Montero ha lamentado la falta de perspectiva de género que "desgraciadamente" sigue existiendo en la actualidad por lo que ha abogado por la prevención y la sensibilización en este asunto.

"Cada uno y cada una, especialmente cada una, decidimos sobre nuestra sexualidad y hasta dónde queremos llegar. Y aunque algunas formaciones lo cuestionen, creo que es una ley de amplísimo consenso social", ha remarcado Montero, que cree que con esta norma España se situará a nivel europeo y mundial "en la punta de lanza" en la protección de las libertades sexuales.