EFEMadrid

La ciencia y la innovación "al servicio de las personas va a ser el motor de transformación de este país", esa es la lección política "esencial" que nos deja todo lo aprendido con la pandemia, ha dicho hoy la ministra Diana Morant.

La responsable de la cartera de Ciencia e Innovación ha clausurado el segundo Simposio del Observatorio de la Sanidad, organizado por El Español y dedicado a las lecciones de la covid-19.

Morant ha destacado que de las lecciones aprendidas se quedaba con una: "Entre todas la manos, mentes y miradas posibles hemos de reconstruir un sistema que nos garantice las cosas por las que vale pena vivir", la capacidad y posibilidad "de todas y todos, sin exclusión, de cumplir nuestros sueños sin poner en riesgo nuestra vida ni la del planeta".

A esa lección, en España se le ha llamado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia "para construir un horizonte más verde, digital, justo, inclusivo e igualitario sobre la base de la cohesión social y territorial. Nadie puede quedar fuera"

La ministra ha destacado además que todo lo aprendido con la covid-19 "se suma para dejarnos una lección política esencial"; que la ciencia y la innovación "al servicio de las personas van a ser el motor de transformación de este país".

Por eso, desde el Ministerio que dirige van a poner "el foco en la ciencia de las personas al servicio de las personas", ha asegurado Morant.

La ministra también ha reflexionado sobre qué ha aprendido la sociedad española de esta pandemia y, "entre muchísimas otras cosas", ha destacado que ha "revalidado su confianza en la ciencia como motor esencial para salvar nuestras vidas".

Ello lo corrobora -ha destacado- que España es "un ejemplo mundial de vacunación" y que la sociedad "haya mostrado un caudal enorme de confianza en la ciencia y en la sanidad".

La pandemia ha aportado distintas lecciones que "hemos traducido ya en acciones", como la de apoyar a los científicos e innovadores "de forma inmediata" o poner el conocimiento en el centro de la acción del Gobierno.

Además, ha destacado cómo España ha reconvertido su industria farmacéutica y ahora cuenta con cuatro empresas con capacidad de producir vacunas humanas y una quinta, Hipra, que ha empezado los primeros ensayos clínicos de una vacuna contra la covid-19.

Se ha actuado "escuchando lo que pedían los ciudadanos, la comunidad científica y emprendedora" y con tres apuestas "claves": una administración más ágil, mayor inversión y el refuerzo de la colaboración público-privada.

En su intervención ha reiterado que existe el mayor presupuesto para la ciencia y la innovación de la historia, con 3.456 millones de los fondos de recuperación europeos que se destinarán a impulsar la I+D+i en España.

Se trata, de "una oportunidad única para reforzar nuestro sistema y transformar nuestro país desde una cultura de la innovación".

La ministra ha destacado la necesidad de retener y atraer el talento científico -"el intangible más valioso para mejorar el mundo"-, y de acabar con la brecha de género y el techo de cristal que limita a las mujeres.

Otra de las lecciones de la pandemia es que las personal necesitan "una cultura científica básica" que permita distinguir entre información y bulo, entre terapias y seudoterapias, ciencia y pseudociencia.

Morant ha recordado que su ministerio va a realizar la mayor inversión en comunicación y divulgación científica de los últimos quince años y que van a acercar la ciencia "a cada hogar, a cada pueblo y cada ciudad".